Una banda delictiva que disparaba en una calle del barrio Monterrey en el municipio Baruta dejó dos niños huérfanos cuando los proyectiles les quitaron la vida a su madre, Sindy Natalí Parra Parra, de 25 años de edad, y a su padre, Miguel Castro, de 26 años de edad.

El doble homicidio ocurrió este sábado a las 4:00 pm, cuando la pareja salía de su residencia. Parra fue alcanzada por dos tiros y Castro recibió un solo impacto.

Parra y Castro tenían más de seis años como pareja. Ella era ama de casa y él trabajaba en una empresa que presta servicios de limpieza de ventanas, en La Trinidad. Habían procreado dos hijos, uno de 6 años de edad y otro de 7 meses de nacido.

Los familiares de las víctimas, que residen en Las Minas de Baruta, fueron notificados por los vecinos de la pareja y por tanto no conocen más detalles del caso.

La policía judicial se encargó de la pesquisa, con el fin de establecer lo ocurrido. Entre otras averiguaciones harán una encuesta en busca de testigos que pudieron haber presenciado el suceso y que estén en capacidad de elaborar retratos hablados de los homicidas.