La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia divulgó su boletín relativo a la documentación de los hechos de violencia en los que están involucrados funcionarios de seguridad del Estado venezolano, y que han supuesto la muerte de, al menos, 240 personas desde enero hasta junio de este año en el Zulia.

En el monitoreo realizado en los medios de comunicación de la región, se contabilizan al menos 182 hechos violentos con intervención policial que dejaron 240 personas muertas: 239 calificadas como presuntos delincuentes y un funcionario.

En 126 de los 182 hechos violentos (69,23%) estuvo involucrado algún cuerpo de seguridad nacional, 41 correspondieron a operaciones policiales con participación de algún cuerpo de policía regional (22,53%), y en 19 estuvieron involucrados cuerpos de seguridad municipales (10,44%). En algunos de estos casos, los cuerpos de seguridad actuaron conjuntamente.

En este sentido, la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana es el órgano nacional que acumula más acciones violentas, participando en 46 con una incidencia porcentual de 25%, seguido del Cuerpo de Investigaciones Civiles, Penales y Criminalísticas con 32 hechos violentos (17%). Entre los cuerpos de seguridad regionales involucrados en hechos violentos, destacó el CPBEZ que participó en 26 con una incidencia de 14,29%.

En relación con el panorama territorial, Maracaibo es el municipio con más hechos de violencia policial (28,72%), seguido por San Francisco (13,19%), Cabimas y Jesús Enrique Lossada, ambos con 7,14%, y luego, Lagunillas y La Cañada de Urdaneta, ambos con 6,04%.

Sobre los rangos de edad, 89,74% de las personas que murieron en hechos violentos en los que estuvo involucrada la policía tenían 35 años de edad o menos. De los que se tienen datos, el grupo más grande son jóvenes de 25 años de edad o menos, que representan la mitad de los casos (50,42%).

En sintonía con lo establecido en el Informe sobre Venezuela de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, Codhez considera que “existen motivos razonables para creer que muchas de estas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad, en particular por el comando policial de la FAES”.

Desde 2018, en el Zulia se desarrolló una política que siguió la estructura y el discurso de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo. Es decir, con justificación en las graves circunstancias de inseguridad ciudadana, se han tomado acciones consistentes en allanamientos, detenciones arbitrarias, torturas y ejecuciones extrajudiciales.

En el Informe anual sobre la situación general de derechos humanos del estado Zulia de 2018, la organización no gubernamental alertó que al menos 279 personas fueron asesinadas por comisiones policiales y/o militares en supuestos enfrentamientos. En este sentido, Codhez exhorta al Estado venezolano dar cumplimiento a sus obligaciones de prevención, investigación, sanción y reparación integral a las personas víctimas de violaciones a la vida y al debido proceso.

Con información de nota de prensa.