Modelaje
El centro de investigaciones indaga sobre el uso de fotos de niños para la pornografía infanti | Foto: Cortesía

Médicos cubanos impidieron a una comisión de la División contra Homicidios del Cicpc, del Eje Central y la subdelegación de El Valle, así como a expertos, realizar labores de investigación en las residencias socialistas Cacique Tiuna en Fuerte Tiuna, el martes en la noche, cuando la profesional de la Medicina, Teresa Sulién Castillo Sotto, de 27 años de edad, cayó al vacío desde el apartamento 10F del edificio C-05.

La información obtenida en la guarnición militar indica que una vez que ocurrió la muerte de Castillo Sotto, nacida en la provincia porteña de Granma, en Cuba, los colegas que la acompañaban en el apartamento contactaron a altas autoridades para que el cadáver fuera levantado, y cuando los investigadores y expertos en Inspecciones Técnicas llegaron al sitio les habrían impedido realizar el fijamiento fotográfico y otras experticias que se practican en estos casos, informaron fuentes. Los colegas de la fallecida solo pedían que la llevaran a la morgue donde acudieron el miércoles aproximadamente 15 médicos cubanos y al ser consultados negaron que fueran a retirar un cuerpo.

Teresa Sulién Castillo Sotto formaba parte del contingente de médicos que llegó a Venezuela para laborar en Barrio Adentro y otros programas. Al parecer la médico se habría lanzado al vacío una vez que revisó el celular de su pareja, que también es médico. La muerte de Castillo Sott se originó por múltiples fracturas y traumatismo cráneoencefálico.

A Los Magallanes

María González relató que su nieto, Willer Jesús Flores, de 21 años de edad, fue ultimado de un tiro en el pecho el lunes a las 6:00 pm, cerca de la calle La Línea, sector Vista al Mar en Los Magallanes de Catia.

Flores había hecho una llamada en un Cyber y luego salió, se sentó en una acera y cuando revisaba su cartera llegaron dos hombres en moto. Uno de ellos le disparó. Era padre de una niña de 11 años de edad y estaba bajo tratamiento médico porque sufría de epilepsia. Era el mayor de tres hijos.

González no sabe si la muerte de su nieto tiene que ver con un incidente ocurrido hace meses con un hombre con quien discutió e intentó agredirlo con un cuchillo. Flores logró quitarle el cuchillo y lo hirió.

Willer Jesús Flores es el tercer integrante de la familia que muere en forma violenta. González dijo que uno de sus hijos murió a consecuencia de una cuchillada entre la nariz y un ojo, cuando el adolescente salía con un grupo de amigos del estadio universitario. Habían visto un juego entre Caracas y Magallanes y al salir, otro joven era víctima del robo de sus zapatos y el adolescente intervino.