A las 11:45 pm del lunes, médicos del hospital Domingo Luciano de El Llanito reportaron la muerte de Engly José Arroyo, quien venía referido del hospital Clínico Universitario, por una herida en el cuello, producida con un cuchillo.

Familiares indicaron que el hombre de 33 años de edad y padre de un niño, fue atacado por dos delincuentes el lunes con la intención de robarlo, pero no tenía ni dinero, ni pertenencias de valor.

«Le quitaron la vida por nada, porque ni la cartera se la llevaron. Engly trabajaba en el hipódromo La Rinconada, era caballerizo. Ya venía de regreso a su casa, en el sector Coche, kilómetro 2, vía Los Teques», sostuvo este miércoles un hermano, quien mantuvo su identidad bajo reserva.

Un taxista de la zona fue quien trasladó a la víctima al centro asistencial situado en el interior de la Universidad Central de Venezuela pero por falta de insumos fue remitido al Llanito, donde murió.

Arroyo era el sexto de siete hermanos y vivía con su madre. 

«Se dedicaba a su hijo y su único sueño era verlo jugar en las ligas mayores de béisbol», acotaron familiares en las afueras de la medicatura forense de Bello Monte, a la espera de la entrega del cadáver.