El rector de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, Raúl Casanova, denunció que las fincas de esta casa de estudios han sido asaltadas por personas similares a los de grupos alzados en armas de Colombia y han causado daños. Esta situación ha venido registrándose desde comienzos de 2018 en las haciendas Santa Rosa, La Tucarena, La Morusca y La Primavera, unidades en las que se hacen prácticas e investigación.

“Han sustraído cableado de energía eléctrica, telefonía digital, Internet e Intranet que le ha venido causando un serio problema a la institución en los procesos académicos y administrativos”, dijo Casanova. Relató que han solicitado audiencias el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, para plantear la situación, pero esto no ha sido posible ni en los consejos universitarios convocados a los que el funcionario no ha asistido.

En Santa Rosa están invadidas más de 300 hectáreas y no ha habido respuesta a las denuncias.

“Lo que ocurrió en La Tucarena fueron individuos armados, encapuchados, con las mismas características de los de Colombia y de la incursión de guerrilla en Venezuela, con armas largas y la vestimenta de las mismas características que incursionaron a plenas horas del día con estudiantes presentes. No hubo amenaza, hubo deterioro. Cambiaron la dirección de las cámaras de grabación, dañaron las puertas de seguridad del salón en el que se encuentran las computadoras que graban toda la información y sustracción de cable de la energía eléctrica y de digitalización”, describió Casanova, quien señaló que esta unidad académica ubicada en el municipio Junín, está frente a un batallón militar.

“Se han hecho las denuncias correspondientes, pero no ha habido respuesta”, agregó el rector de la UNET.

En la sede Paramillo de la casa de estudios, en San Cristóbal, el personal de seguridad fue atacado con implementos similares a los utilizados en el control de desórdenes públicos.

“Uno de nuestros vigilantes fue amordazado y maniatado y otro, que venía en resguardo del anterior, fue atacado con pedigones con armamento corto, que los únicos que lo poseen son cuerpos de seguridad del Estado. Fueron perdigones de plástico que utilizan para disuadir manifestaciones”, dijo Casanova. El vigilante herido tiene comprometido uno de sus ojos.

Aunque se hicieron los llamados respectivos al cuadrante de paz, PNB y Politáchira, los únicos que acudieron fueron funcionarios de Protección Civil que dieron atención al lesionado.

Ayer estaba previsto que la GNB realizara una reunión con representantes de las universidades e institutos universitarios para analizar la seguridad de las casas de estudios.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo