Por segunda vez y en menos de dos meses, fue intervenida la División Contra Extorsión y Secuestro del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

El segundo procedimiento estuvo a cargo de la Inspectoría General del organismo judicial, luego de que a través de las  redes sociales, detenidos de los calabozos de la referida división, con sede en el municipio El Hatillo, publicaron un video en el que se muestra a una mujer colgada de un multifuerza.

Aunque el anuncio no fue hecho de forma oficial, el comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc, informó sobre la intervención, a través de su cuenta en la red social Instagram @Douglasricovzla: “Intervenida por Inspectoría General del Cicpc la División Contra Extorsión y Secuestro (Caracas) luego de conocerse a través de un portal digital una supuesta mala praxis policial. Seremos implacables con todos aquellos que insulten y transgredan el buen hacer del Cicpc. Mi permanencia en la Policía Científica irá frontalmente contra las malas praxis y el mal trato al público”.

En el audio del video, uno de los presos indicó: “Ahí ven, cómo torturan esos… División Extorsión y Secuestro”.

El primer procedimiento fue el pasado 22 de abril a cargo del Ministerio Público, que luego de interrogar a  tres detenidos de la Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, estos respondieron que fueron golpeados, torturados y además presentaban lesiones en el recto.

El Ministerio Público procedió a la intervención de la División Antiextorsión y Secuestro del Cicpc, luego de que funcionarios de ese organismo detuvieron a los tres funcionarios de las FAES  durante una emboscada orquestada por esa sección de la policía científica.

Sobre este hecho, registrado el sábado 20 de abril,  medios locales reseñaron que los funcionarios de las FAES le cobraban 4.000 dólares a un comerciante, con el fin de entregarle su vehículo.

Luego de que el comerciante hizo la denuncia, comisiones del Cicpc detuvieron a los implicados identificados como María Mora, Robnel Rodríguez y Robinson Villalon mientras estaban en esa “entrega controlada”. Investigaciones determinaron que lo ocurrido fue un secuestro. A Mora la interceptaron en Capitolio y le allanaron su vivienda. Mientras que el oficial Rodríguez fue arrestado mientras iba a la playa.