Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, aseguró que las acciones violentas que ocurrieron en zonas fronterizas del país son graves y confirmó que cuatro personas murieron entre el 22 y el 23 de febrero en el municipio Gran Sabana, estado Bolívar.

Por otro lado, mostró su preocupación por el número de heridos de bala registrado durante dichos días y agregó que hay varias personas desaparecidas.

“En este momento, además de los heridos de bala que se encuentran en hospitales tanto en Santa Elena de Uairén como en Boa Vista, tenemos que hay 10 personas detenidas de la comunidad de Cumaracapai y nueve de ellos están desaparecidos”, dijo.

Agregó que hay una persecución hacia el pueblo indígena pemón, situación que calificó como un delito de lesa humanidad por lo que hizo un llamado a organizaciones internacionales para que tomen las medidas necesarias.