La delincuencia y el vandalismo se apoderaron de la Escuela de Medicina Dr. José María Vargas durante el período de vacaciones académicas. Solo en el mes de agosto la institución fue blanco del hampa en 17 oportunidades, en las que además de extraer diversos equipos de oficina e instrumentos de laboratorio, también robaron huesos humanos de la sala de anatomía y destruyeron varias áreas del edificio, aseguró Ingrid Alemán, coordinadora académica.

El domingo en la mañana, tres adolescentes fueron capturados en flagrancia dentro de las instalaciones, ubicadas en la parroquia San José, en el momento cuando se disponían a huir del lugar con tres sacos llenos de equipos y materiales. El personal de seguridad de la Escuela informó lo ocurrido a funcionarios de la GNB, pero estos “los dejaron libres”, aseguraron estudiantes y demás personal de la institución. Seis de los nueve pisos que integran la antigua casa de estudios fueron vandalizados. Dentro de los sacos había cables de computación y de electricidad, material de oficina y equipos de computación que no alcanzaron sacar del lugar porque la reja tenía llave.

Ángela de Freitas, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Medicina, dijo que en numerosas ocasiones han denunciado el hecho ante el Cicpc, pero este organismo de seguridad ni ninguna otra autoridad hace algo para detener este flagelo. Aseguró que durante los fines de semana, los delincuentes aprovechan para ingresar y destruir todo lo que encuentran a su paso. Se han llevado computadoras, aparatos de aire acondicionado, material de oficina, instrumentos de laboratorio, cables de electricidad, cerraduras, entre otros. De igual forma, han dañado tanto los muebles como el inmueble lo cual le ha causado un deterioro irreparable a la escuela.

Estudiantes y personal de la institución hicieron un llamado a la comunidad de la parroquia San José y zonas aledañas para que estén atentos a lo que ocurre durante los fines de semana en la Escuela, y así dar parte a las autoridades y evitar que esta clase de situaciones se sigan presentando.


Estudiantes claman por ayuda.

Ángela de Freitas, presidente del Centro de Estudiantes, dijo que para el día de hoy tienen previsto reunirse con el decano de la Facultad de Medicina de la UCV, Emiglio Balda, para plantear el problema de seguridad del plantel, al tiempo que esperan poder lograr una solución factible e inmediata para esta situación. De igual forma, hacen un llamado al Ministerio de Educación para que se sume a la lucha contra la delincuencia y vandalismo en las instituciones educativas.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo