Una ráfaga de disparos sorprendió a los habitantes de Las Torres, en la Cota 905, parroquia El Paraíso, al oeste de ciudad capital. 

Resguardados en sus hogares, residentes ya sabían que no se trataba de un intercambio de disparos entre delincuentes y funcionarios policiales, por tratarse de una zona de Paz.

Los rumores no se hicieron esperar. Entre callejones se escuchó decir que miembros de la banda de Carlos «Coqui» Revette , fueron al encuentro con integrantes de la banda de Elvis Eduardo «Culón» Castro Troya,  para reclamar por el secuestro y posterior homicidio de dos funcionarios de nombre Giovanni Alberto Rodríguez Suárez, sargento segundo de la FANB, de 21 años de edad, y Edgard Alberto Dávila Araujo, adscrito a la Dgcim, de 22 años de edad, a quienes hallaron con múltiples impactos de bala en el rostro, la madrugada del lunes en la calle Cajigal, escaleras de Tacagua, parroquia El Valle.

De acuerdo con testimonios recabados en la Cota 905, delincuentes de la banda de El Coqui confrontaron a los miembros de la banda de El Culón, por «quebrantar el código de la zona, de no asesinar a funcionarios policiales», para evitar el ingreso de cualquier cuerpo de seguridad del Estado a la zona.

El parte policial indicó que el reclamo dejó un saldo de 7 delincuentes muertos, todos con múltiples impactos de bala.

Los ultimados fueron identificados como: Keidy Alfonso Lozada Rincones, de 19 años; Jesús Gabriel Mendoza García, de 24 años; Kerwin Alexánder Carrasquel, de 18 años; Yoleiker Alexánder Guariguán Vásquez, de 19 años ; Edinson David García Blanco, de 17 años ; Elvis Eduardo «Culón» Castro Troya, cabecilla de la banda con siete solicitudes por homicidio. Hay un hombre aún por identificar. 

El Eje Central de homicidios levantó los cadáveres a las 11:00 pm de este martes y los trasladó a la sede de la medicatura forense de Bello Monte.

En desarrollo…