La audiencia  preliminar de los 6 funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales, Alexánder Efraín Uzcátegui Flores, Semmy Wladimir Prin Morales, Hugo Rafael Martínez Sánchez, Richard Alfredo Sánchez Pérez, Meyfer José Díaz López y Francisco Jesús Paredes Piña, imputados por el homicidio de Fernando Lira, ex funcionario de Polichacao, y de Eligio Duarte, del mismo organismo, quedó fijada para el 1º de julio a las 10:00 am, a petición de la defensa. 
El Ministerio Público no ha presentado los resultados de las pruebas de barrido  practicadas por la División de reconstrucción de hechos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, las cuales consisten en buscar rastros de pólvora y muestras de nitrato  en los vehículos involucrados en la escena del crimen.

“Esas pruebas fueron solicitadas por la parte acusadora durante un tiempo prudencial y deberían llegar esta semana. Será el Ministerio Público el que dará impulso para que estén presentes en la próxima audiencia en la que deberán comparecer ambas partes, como lo hicieron hoy”, dijo Alexis Lira, hermano de una de las víctimas y abogado querellante. 
Explicó que en lugar de los hechos estuvieron involucrados 3 vehículos: un Fiesta Power, en el que se trasladaban los funcionarios de las FAES, un Aveo que fue desaparecido y una camioneta Toyota Hilux color azul, de las víctimas, la cual recibió 31 impactos de bala. 
La audiencia preliminar está a cargo del Tribunal Cuarto de Primera Instancia en funciones de Control, del Circuito Judicial Penal del estado Miranda, extensión Barlovento.
 

Los hechos

El 6 de marzo a las 12:30 pm, Eligio Duarte y Fernando Lira fueron citados en la estación de servicios Trapichito para la entrega de 500 dólares que compraron 3 días antes. Al llegar al lugar de encuentro, fueron emboscados por los seis funcionarios de la FAES, que se trasladaban en 2 vehículos. Sin mediar palabras, abrieron fuego contra ambos y se generó una persecución. Fueron ultimados en la avenida Intercomunal de Guarenas, a la altura de la Villa Panamericana.

A escasos metros, Duarte y Lira fueron sometidos y sin posibilidad de defenderse. «Les obligaron a arrodillarse y les dispararon hasta matarlos», explicó el querellante. Dijo que luego de las investigaciones se determinó que se trataba de una red de estafadores que actuaban en complicidad con los homicidas.

Cicpc capturó a 3 hombres acusados de cometer estafas en Vargas

Custodia

Un contingente de más de 30 funcionarios de la FAES custodiaron a seis de sus compañeros al circuito judicial penal de la entidad. 
A las 10:30 am, 2 camionetas Hilux negras, con logos de las FAES en el parabrisas se acercaron al recinto judicial, otros funcionarios del mismo organismo llegaron en motos, con 2 personas a bordo, algunos con pasamontañas, otros con el rostro descubierto y armas largas en mano, en señal de alerta, ante cualquier irregularidad en el lugar. La comitiva estuvo al mando de Oliver Onil Álvarez Álvarez, jefe del componente táctico, en la región mirandina. 
Familiares de Duarte y Lira, junto a sus abogados, ingresaron por la entrada principal, mientras eran fotografiados por los funcionarios de la FAES que quedaron a la espera, mientras se realizaba la audiencia. Tampoco la prensa pasó inadvertida ante las cámaras de los teléfonos de alta gama de esos funcionarios. 
Al mediodía se dio por culminada la audiencia. Los implicados se retiraron en la misma camioneta Hilux negra, de vidrios oscuros. La caravana de compañeros los siguió hasta despejar el lugar.