La periodista Gregoria Díaz denunció este domingo que fueron detenidas siete personas por funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Maracay, estado Aragua. 

Las personas formaban parte de los trabajadores que instalaron toldos, sillas y sonido en el campamento humanitario de la localidad. Además, los funcionarios retuvieron los vehículos y las herramientas de trabajo. 

Los campamentos humanitarios se instalaron en al menos 10 estados del territorio nacional para atender a la población más vulnerable. También funcionan como punto de censo para las personas que requieran ayuda humanitaria, la cual ingresará al país, según el presidente interino Juan Guaidó, el próximo sábado.