Luis Eduardo Toro Rodríguez, de 23 años de edad, fue aprehendido por una comisión de funcionarios de la subdelegación de Simón Rodríguez por hurto de pertenencias de sus víctimas, a quienes primero sedaba con sustancias que siempre llevaba consigo.

Toro Rodríguez solía frecuentar locales nocturnos donde la asistencia masculina fuese mayoritaria y, una vez que contactaba a sus víctimas, les invitaba a su residencia.
Cuando llegaban al lugar acordado, brindaba a sus acompañantes licor al que le agregaba una sustancia para sedarlos y así despojarlos de sus pertenencias de valor, incluido el dinero.
El detenido fue puesto a la orden de la Fiscalía 70 del Ministerio Público.