Jesús Alejandro Corro Álvarez fue detenido por una comisión de la Dirección del Servicio de Investigación Penal de El Hatillo porque no pudo justificar la tenencia de una guaya conductora de electricidad de 7,8 metros, de aluminio.

La aprehensión ocurrió en el  sector Sisipa, en el terminal de autobuses donde se encontraba la comisión policial que procedió a revisar la camioneta Jeep Wagoneer, color rojo, placas 487AA3W que Corro Álvarez estacionó en esa zona.

Al revisar la parte posterior del vehículo encontraron el rollo de material metálico de 7,8 metros.

Cuando a Corro Álvarez le preguntaron por la procedencia y la documentación correspondiente a ese material, respondió que no tenía ningún documento que justificara la tenencia del material.

Polihatillo lo dejó detenido para presentarlo ante un tribunal de flagrancia.