Al menos cuatro heridos de gravedad fue la consecuencia de una explosión registrada en el sector Cerro Arriba de Naiguatá, en el estado Vargas, que ocurrió el pasado miércoles. 

Las quemaduras de tercer grado ocupan más de 70% de los cuerpos de los afectados, quienes han sido remitidos a distintos centros de salud en Caracas debido a la falta de insumos para atender a los pacientes con dicha condición, reseñó La Verdad de Vargas

Luis Moreno, técnico de refrigeración de 61 años de edad, posee quemaduras en 80% de su cuerpo. Permanece en terapia intensiva desde este sábado y fue trasladado al servicio de cirugía debido a las condiciones del Seguro La Guaira, el recinto médico en el que está internado. 

Marcos Rodríguez tiene 44 años de edad y se desempeña como ayudante de Moreno. Sus heridas fueron calculadas en más de 90% de su cuerpo. Desde el accidente no responde a los tratamientos y se encuentra entubado. 

Por otra parte, Alí Coro, de 45 años de edad y su hija Yaresy Coro, de 20 años de edad y con 3 meses de gestación, presentan quemaduras de tercer grado en 70% de sus cuerpos. Son atendidos en centros de salud en la capital. 

La explosión ocurrió en un edificio de la localidad que presentaba una fuga de gas metano. Vecinos de la comunidad señalaron que unos habitantes del edificio se encontraban realizando reparaciones con un soplete, lo que generó la explosión. Solo quedaron las columnas de la infraestructura. 

Con información de La Verdad de Vargas