La tarde del pasado martes, Ely Rafael Infante Malavé, de 28 años de  edad, se encontraba en su casa, en el sector Los Eucaliptos, en el kilómetro 2 de la carretera Panamericana. A esa hora estaba lavando. Al sitio se presume que llegaron 20 funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas que no solo entraron a la casa de Infante sino a la de unos parientes que viven al lado.

En la residencia se encontraban un primo de él y un niño, vecino de la zona. A ellos los sacaron mientras que a los parientes, que viven al lado, les ordenaron no salir.

A Infante lo ultimaron de un tiro en el abdomen y otro en el pecho. Fue ingresado muerto al Hospital Miguel Pérez Carreño.

Los familiares denunciaron que de la casa se llevaron un bolso del fallecido, así como varios teléfonos.

Era el tercero de 7 hermanos y estaba desempleado. Estuvo preso 8 años por un robo y hace 2 salió en libertad plena.

La familia asegura que no estaba armado, mientras la policía científica indicó que tenía varias denuncias por el delito de robo.

Hace 7 años mataron a un hermano de Infante que discutió con unos delincuentes.