tren
La línea 2 del Metro de Caracas presenta retrasos constantes por fallas eléctricas | Foto: Archivo

Un viaje que parecía normal en la Línea 2 del Metro de Caracas generó impaciencia en los usuarios cerca de las 10:30 pm del sábado, cuando el tren se detuvo por una hora en la estación Artigas.

“Se produjeron bajones de luz. A cada rato nos decían que había retraso por una falla eléctrica y que teníamos que esperar”, señaló Valery Reyes.

La joven abordó la unidad con su familia a las 9:00 pm en dirección a la estación Zona Rental. Los usuarios desconocían los motivos que llevaron a los operadores a mantener el tren tanto tiempo varado.

“Tratamos de echar broma”

Todos salieron al andén, caminaron de un lado a otro, conversaron, compartieron e incluso fumaron para pasar el mal momento. “Tratamos de echar broma”, agregó la joven de 20 años de edad.

Finalmente, los trabajadores se sinceraron y explicaron que el problema era mayor: la información que manejaban se refería a problemas eléctricos en la zona Y de la Línea 2 del sistema, que une las vías que van hacia Zoológico y Las Adjuntas.

La situación se repitió en varias estaciones. Los operadores no podían iniciar el movimiento del tren porque cortaron el suministro de energía debido a que algunos optaron por caminar por las vías férreas.

A las 11:00 pm en Artigas solo quedaron en la caseta dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y un trabajador, quien informó que la estación se cerraría por motivos de seguridad y que nadie podía salir.

“Algunos solucionaron el problema porque vivían cerca y se fueron, pero el Metro avisó que por motivos de seguridad tenía que cerrar la estación”, manifestó.

Fue a las 2:00 am, casi cuatro horas después, cuando el operador inició el recorrido y trasladó a los usuarios hasta la estación Mamera, donde todos tuvieron que pernoctar porque a esa hora era imposible salir.

Usuarios pasaron frío

“En Mamera fue donde pasamos roncha porque es una estación abierta y hacía frío. A las 5:00 am todavía estaban arreglando el problema de la zona Y”, contó la joven.

La falla eléctrica obligó a las personas a dormir en los asientos donde viajaban; otros continuaron conversando, sentados o caminando, hasta el amanecer.

A las 5:30 am del domingo les informaron que el sistema del Metro no prestaría servicio comercial, por lo que tuvieron que desalojar la estación y continuar el camino en transporte superficial.

Metro de Caracas: silencio

La empresa estatal, a pesar de la gravedad de la situación, solo se limitó a informar el domingo a tempranas horas que debido a una falla de energía eléctrica la Línea 2 no prestaría servicio comercial.

“Esta situación genera desgaste y frustración, aun cuando nos comportemos con tolerancia”, lamentó Reyes.