Tarek William Saab, abuso sexual Tupamaro
Federico Parra / AFP

Tarek William Saab, fiscal general del régimen de Nicolás Maduro, informó este lunes que el Ministerio Público libró una orden de aprehensión en contra de José Pinto Marrero, secretario general del movimiento político Tupamaro, por su presunta vinculación en el asesinato en Vargas de un adolescente de 16 años de edad.

El funcionario chavista dijo que por este caso también ordenó el arresto de José Fidel Blanco, Jesús Sánchez Roquett y Jesús Ibarra.

La madre de George Soto lo reportó como desaparecido el 1 de junio. El menor trabajaba como pescador para Pinto y la última vez que lo vieron fue el 23 de mayo, cuando se dirigió a la finca Tupareña, propiedad del líder tupamaro, ubicada en la parroquia Caruao, en el litoral central.

Al día siguiente, el pescador Juan Pablo Romero denunció haber sufrido una agresión en el lugar y dijo que vio cómo golpearon a Soto.

El 23 de mayo, según la denuncia, Pinto ordenó a sus escoltas que agredieran a Romero hasta que admitiera que se habían supuestamente apropiado de una mercancía y de un dinero producto del trabajo, pero negó haberlo hecho.

Los escoltas lo sometieron y golpearon con sus armas. También exigieron al resto de los pescadores que lo hicieran, señaló Saab. Luego se fueron en contra de Soto, a quien acusaron de ser el presunto cómplice del hurto.

“Mientras los escoltas y dos pescadores agredían al adolescente, Juan Romero logró escapar y se internó en la montaña“, expresó el fiscal de Maduro.

Luego de la denuncia, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciaron las investigaciones. El 12 de junio encontraron en la finca una pequeña fosa sellada con concreto, una osamenta y un bolso que contenía la ropa y documentos personales del adolescente.

Saab dijo que en las pruebas técnicas se determinó que la osamenta era de un adolescente y que presentaba en el cráneo un orificio producido por el paso de un proyectil disparado por un arma de fuego.

El órgano científico determinó que los escoltas y demás pescadores, quienes actuaron premeditadamente bajo las instrucciones de Pinto, asesinaron a Soto y le causaron lesiones a Romero.

“Esto debido a que todo ocurrió dentro de su propiedad, encontrándose él mismo a escasa distancia de donde se ejecutaban los hechos”, agregó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo