Rufo Chacón
Rufo Chacón quedó ciego luego de que funcionarios de la Policía del Táchira dispararan perdigones en su rostro | AFP

El adolescente Rufo Chacón quiere pedir la libertad para Venezuela en la próxima Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

Adriana Parada, madre de Rufo, dijo en una entrevista ofrecida a VPI que un Estado miembro espera darle el derecho de palabra al menor, quien perdió la vista luego de que dos funcionarios de la Policía del Táchira le dispararon perdigones en el rostro.

«Este gobierno es lo peor y si está en mis manos y en las de mi hijo hacer algo por Venezuela, lo vamos a hacer», manifestó.

Parada dijo que en los próximos días les entregarán el pasaporte para viajar a España, donde le operarán las prótesis a Chacón y le realizarán otro análisis para la reconexión de un chip que mandará señales desde el cerebro hasta una parte de los lentes.

Adelantó que iniciará gestiones en Colombia porque el presidente Iván Duque los ayudará con el procedimiento para obtener las visas, con el fin de llevar al adolescente a Estados Unidos y practilarle los exámenes que necesita.

«Lo llevaré hasta Rusia, Alemania, hasta donde sea, pero que él vuelva a ver porque no lo puedo ver así. A veces Rufo decae porque es un muchacho que quiere volver a estar en la computadora, a jugar fútbol, pero también es fuerte», manifestó.

Agredido en una protesta por gas

Javier Useche Blanco, director de Orden Público, y Henry José Ramírez Hernández, supervisor jefe auxiliar de Servicios Generales del organismo policial, son los dos oficiales de la Policía del Táchira acusados de agredir a Chacón.

El adolescente, de 16 años de edad, estaba en una protesta que se presentó por la escasez de gas doméstico en Táriba, estado Táchira, el pasado 2 de julio.