CNE, El Nacional
Foto: Cristian Hernández / AFP

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela recibió hasta este lunes 11 denuncias de irregularidades a través del correo electrónico habilitado hace cuatro días para que los ciudadanos informen cualquier problema o inconsistencia que detecten sobre el Registro Electoral.

La semana pasada, el ente rector arrancó las jornadas de inscripción de nuevos votantes o modificación de información relevante para las personas cuyos datos hayan variado desde el último registro, de cara a las elecciones regionales y municipales que se celebrarán el próximo 21 de noviembre.

Durante este proceso, los ciudadanos observaron, al menos, 11 irregularidades que comunicaron a la rectoría del CNE mediante la dirección creada para este fin, informó el rector opositor Roberto Picón a través de su cuenta de Twitter.

Las reclamaciones recibidas hasta el momento son, detalló Picón, por irregularidades referidas, fundamentalmente, al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que instaló —aseguran las quejas— puntos de la formación pegados a los de registro del CNE, obligando así a los ciudadanos a pasar por allí.

Además, denuncian que se han movilizado otros puntos de registro por interés político del partido oficialista, sin detallar en qué lugares se encuentran.

Otros reclamos se refieren a la distribución irregular de las máquinas instaladas para la inscripción y actualización del Registro Electoral, a los fallos de los equipos y a la reubicación inconsulta de los centros de votación.

También se recibieron consultas sobre exclusión de fallecidos, inhabilitados políticos o la situación de los jubilados del ente electoral.

Picón, quien recordó que las denuncias realizadas sobre el operativo del Registro Electoral deben ser documentadas detalladamente con nombres, apellidos, cargos, lugares y descripción escrita y gráfica, no informó, por el momento, del curso que se les dará a las denuncias, reclamaciones o consultas recibidas.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!