Rick Scott Maduro
Foto: AFP

El senador estadounidense Rick Scott comentó este lunes sobre un artículo del diario Nuevo Herald en el que muestran cómo funcionarios presuntamente al servicio del régimen de Nicolás Maduro intentaron secuestrar a un hombre en Pacaraima, Brasil.

Scott manifestó que es alarmante ver como Maduro usa a sus «matones para secuestrar e intimidar a personas fuera de Venezuela que se oponen a él».

«Me alegra saber que este intento de secuestro fue frustrado por personas valientes. ¡Maduro es una amenaza para la seguridad de nuestro hemisferio!», agregó.

 

El hecho en Brasil

Se presume que agentes del régimen de Maduro secuestraron el sábado en Brasil a un empresario posiblemente involucrado con la oposición venezolana, disparándole en una pierna y luego forzándole a entrar en una camioneta para cruzar clandestinamente a Venezuela, en una operación furtiva que quedó frustrada cuando la camioneta se atascó en una trocha, dijeron habitantes de la zona y la prensa local.

Personas cercanas al empresario Andrés Antonio Fernández, dueño de una estación de radio en Brasil muy crítica de Maduro, dijeron temer que el intento frustrado sea solo el primer acto en una serie de acciones similares por ser perpetradas contra personas percibidas como enemigos del régimen al otro lado de la frontera.

«Ellos tienen órdenes de llevarse vivos o muertos a las personas que han estado tomando acciones contra ese régimen», dijo a el Nuevo Herald una persona cercana a Fernández, que habló bajo condición de anonimato.

Al empresario venezolano, conocido en la zona como Toño, lo secuestraron cinco hombres armados que hablaban español y que viajaban en una camioneta negra.

«Lo abordaron y trataron de llevárselo a la fuerza. Intentaron inyectarle un líquido, que se desconoce su composición, que no lograron suministrarle», reportó la estación de radio local de Fernández, Cumache.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!