régimen
Foto Archivo

El régimen de Nicolás Maduro rechazó la conformación de la Misión de Determinación de Hechos para Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Mediante un comunicado el régimen manifestó su inconformidad ante la misión que prevé investigar ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas desde 2014.

«Venezuela rechaza el vergonzoso uso político de los mecanismos de este Consejo por parte de un grupo reducido de gobiernos con graves expedientes de violaciones de derechos humanos», reza parte de la misiva.

En esta, el régimen tildó de obsesivo afán la intención del Consejo de investigar a las instituciones del Estado.

Asimismo, destacó que está trabajando de forma coordinada con la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos del organismo.

Esta misión de la ONU, a la que el régimen se opone, prevé, además, indagar las detenciones arbitrarias y torturas, así como tratos crueles, inhumanos o degradantes.