Venezuela

El chavismo ganó sin sorpresas los comicios parlamentarios celebrados este domingo en Venezuela, marcados por la alta abstención y el llamado al boicot que hizo el sector de la oposición que respalda al líder opositor Juan Guaidó, y afianzó su poder.

El Consejo Nacional Electoral, ente al que los opositores venezolanos acusan de parcialidad con el régimen de Nicolás Maduro, anunció  que el chavismo obtuvo el 67,6%, del poco más de 5,5 millones votos.

La coalición Alternativa Democrática, que agrupa a partidos opositores que acudieron a las elecciones después de que el Tribunal Supremo de Justicia les designó nuevas juntas directivas, se hizo con 944.665 votos, el 17,95% de los  sufragios contados hasta ahora.

Estas son las claves para entender qué viene ahora para el país.

¿Es cierto que vuelven al Parlamento las figuras del chavismo?

Sí. Los resultados electorales establecen que entre las figuras del oficialismo que fueron elegidas aparecen Diosdado Cabello,  la primera dama,  Cilia Flores.  el presentador de televisión Mario Silva y el expresidente del Parlamento Jesús Soto.

Con este panorama, el chavismo retoma el control del poder Legislativo, el órgano que sirvió a los opositores para lanzar su ofensiva contra el régimen de Nicolás Maduro, que gobierna la nación desde 2013.

Nicolás Maduro fue parte activa de la campaña del oficialismo. Foto: Jhonn Zerpa. Presidencia de Venezuela. AFP

Se dice que con este triunfo Maduro afianza su poder en Venezuela…

Así es. El triunfo en los polémicos comicios del domingo agrega el Parlamento al poder que mantiene el chavismo en Venezuela, pues este también controla 19 de las 23 gobernaciones, manda en 305 de las 335 alcaldías, tiene 227 de los 251 diputados de las asambleas legislativas regionales. Además, casi 9 de cada 10 concejales, que deliberan en los parlamentos municipales, responden a las directrices del chavismo.

A eso hay que sumarle que el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía General y el CNE son consideradas como instituciones clave que favorecen abiertamente al oficialismo.

Pero ¿más poder quiere decir más legitimidad?

No. Al tiempo que gana más poder, el chavismo pierde más legitimidad interna y externa, algo que viene ocurriendo desde 2017 cuando se instaló en el país la asamblea nacional constituyente, ente que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional.

El gobierno colombiano, por ejemplo, reiteró que no reconocerá los resultados de los comicios, que considera “fraudulentos” y promovidos por un “régimen ilegítimo”.

Además, el Grupo de Lima, que promueve una transición pacífica en Venezuela, expresó este lunes que las elecciones legislativas del domingo “carecen de legalidad y legitimidad”, por lo que el triunfo del chavismo no debe ser reconocido por la comunidad internacional.

Vista del centro de votación Escuela Martínez Centeno sin presencia de electores este domingo, en Caracas (Venezuela). Foto: Rayner Peña. EFE

¿Qué se cree que hará el oficialismo con el control del Parlamento?

Según expertos, con el control del Parlamento, el oficialismo puede apuntarle a la solicitud de créditos nacionales e internacionales. Algunos de ellos requieren de mayoría simple y otros de mayoría calificada.

Esto quiere decir, de acuerdo con analistas, que podría esperarse un mayor endeudamiento de Venezuela con China, por ejemplo. Además, el régimen le estaría apuntando a la atomización de la oposición.

¿Qué pasará con la oposición mayoritaria?

En la jornada electoral,  Guaidó -reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países en el mundo- reiteró que no reconoce las elecciones legislativas, que calificó de fraudulentas, y alertó que las diferencias políticas entre el chavismo y la oposición se ahondarán tras los comicios.

Guaidó, diputado por el estado Vargas, proclamó un gobierno interino a finales de enero de 2019, con base en la interpretación que hizo de artículos de la Constitución y amparado en su cargo como jefe del Parlamento, el único órgano que controla la oposición.

Entonces fue reconocido de manera inmediata por Estados Unidos y varios países de la región, respaldo que semanas más adelante se elevó al medio centenar. Pero tras el boicot al que llamó en las elecciones parlamentarias de este domingo, Guaidó perderá su condición de jefe del Poder Legislativo a partir del próximo 5 de enero, cuando se instalen los diputados electos esta jornada.

“Guaidó perderá su legitimidad formal como presidente de la Asamblea Nacional en enero, cuando Maduro consolidará el poder total”, comentó a la AFP Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano.

Guaidó ha afirmado que seguirá como presidente interino…

Sí. Guaidó adelantó que se acogerá al principio de continuidad constitucional para mantener sus funciones como presidente interino. “No nos vamos a detener, nos mantendremos firmes y en funciones para cumplir con nuestro mandato constitucional, la legítima Asamblea Nacional, yo, como presidente encargado, seguiremos aquí juntos, con ustedes”, indicó.

Pero el dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, pidió replantear la estrategia opositora “y abrir caminos de la mano de todos los sectores” del país.

Entonces, ¿Guaidó se quedará en Venezuela?

Guaidó ha dicho que, pese al resultado de las elecciones, no pretende irse del país ante las amenazas que se han lanzado desde el chavismo sobre una ley contra “traidores” como él. “Asumo el riesgo de quedarme en Venezuela”, le dijo Guaidó a la AFP.

Para Félix Seijas, analista político y director de la firma Delphos, es un “punto de honor” del gobierno madurista arremeter contra el líder opositor de 37 años de edad. “Quizás no apresarlo, pero sí hacer que se vaya a una embajada, sacarlo del camino”, dijo.

Por ahora, Guaidó se ha concentrado no solo en rechazar las legislativas sino también en promover la consulta popular que se cree es una especie de plebiscito contra los comicios que organizó Maduro.

El líder de la oposición venezolana Juan Guaidó. Foto: Yuri Cortez. AFP

¿En qué consiste la consulta popular?

Sin aval de las oficialistas autoridades electorales, la consulta popular -que comienza este martes y va hasta el sábado- busca validar la tesis de “continuidad” que esgrime el dirigente opositor: si no hay una “elección legítima”, los cargos escogidos en la votación previa siguen vigentes.

La iniciativa tendrá dos mecanismos de participación: virtual y presencial. El virtual está pautado mediante una página web y una aplicación para teléfonos móviles de la compañía estadounidense Voatz, que usa tecnología ‘blockchain’, la misma detrás de las criptomonedas.

Se usará además un canal en la plataforma Telegram, desarrollado por la firma colombiana Asistencia Ciudadana. El presencial se fijó para el sábado con puestos callejeros y activistas itinerantes en Venezuela y 300 ciudades del extranjero.

¿Qué se les preguntará a los venezolanos?

“¿Exige usted el cese de la usurpación de la presidencia de parte de Nicolás Maduro y elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables?”, dice la primera de tres preguntas.

La segunda interrogante plantea rechazo a la votación dominical y la tercera, sin mencionar las sanciones financieras de Estados Unidos contra el régimen de Nicolás Maduro, respaldo a las gestiones internacionales de Guaidó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo