Hermágoras "el Gordito" González Polanco

Cliver Alcalá Cordones, mayor general retirado del Ejército, estaría vinculado con el narcotraficante Hermágoras  el «Gordito» González Polanco, un ex jefe del Cártel de la Guajira, según ha afirmado el régimen de Nicolás Maduro desde que denunció un presunto plan de golpe de Estado que se estaba organizando en Colombia.

Preso en Venezuela

González Polanco fue detenido el 8 de marzo de 2008 en su finca Las Trincheras, en la costa sur del  Lago de Maracaibo, en el estado Zulia. En horas de la madrugada de ese día, una persona anónima alertó a las autoridades de la presencia de hombres armados en el lugar, según un documento del Ministerio Público.

Funcionarios policiales y militares se trasladaron al sitio, donde constataron que entre los sujetos se encontraba el «Gordito» González, sobre quien pesaban dos difusiones rojas de aprehensión procedentes de Colombia y Estados Unidos por la presunta comisión de los delitos de homicidio agravante y tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

Los uniformados encontraron 117 kilos de cocaína en la hacienda, prueba de que se estaban cometiendo actividades ilícitas, reseñó la revista colombiana Semana.

Una comisión de la Oficina Nacional Antidrogas, para la fecha bajo la responsabilidad de Néstor Reverol, trasladó a González Polanco fuertemente custodiado a Caracas.

El ex jefe del Cartel de la Guajira, por quien Estados Unidos ofrecía 5 millones de dólares, está recluido en El Helicoide. En ese entonces era sede de la antigua Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención.

Para el momento, Miguel Rodríguez Torres estaba al frente de la Disip.

El ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, ofreció una rueda de prensa para informar sobre la detención del narcotraficante. En ese momento, González Polanco fue citado en una investigación que había realizado la revista colombiana Semana, en la que lo vinculó con un denominado Cártel de los Soles, publicó BBC.

Su abogado Freddy Ferrer calificó en 2008 de secuestro su detención.

Al «Gordito» González se le acusó por los delitos de legitimación de capitales, tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, usurpación de identidad y nacionalidad, conformación de grupos armados, porte ilícito de armas y posesión de arma de guerra.

El narcotraficante fue condenado a 15 años y 6 meses de prisión en 2013.

González Polanco tenía, sin ser funcionario, credenciales que lo identificaban como comisario de la antigua Disip y como funcionario de la Guardia Nacional. También poseía permiso de porte de armas expedido por la Dirección de Armamento de las Fuerzas Armadas.

Archivo
Archivo

Su abogado justificó, según lo publicado por la BBC el 10 de marzo de 2008, que el sujeto  quizá obtuvo los documentos por medio de amigos y que son cosas que ocurren en Venezuela.

El Departamento de Estado norteamericano señala que el «Gordito» González nació en Maicao, Colombia, el 19 de octubre de 1959 o 196. Sin embargo, su abogado había dicho que el narcotraficante poseía nacionalidad venezolana.

Acusaciones de Estados Unidos

El Departamento de Estado norteamericano, en una información publicada en enero de 2001, acusó a González Polanco de operar el Cártel de La Guajira y de enviar toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Expuso que tenía fuertes lazos con organizaciones criminales dominicanas, que hacían pagos por las drogas a través de una elaborada operación de lavado de dinero. Agregó que el Cártel de la Guajira usaba la violencia, la intimidación, la extorsión y el asesinato para garantizar el éxito de la organización.

La justicia estadounidense indicó que también formó parte del extinto grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia. Se trataba de un grupo designado por Estados Unidos como organización terrorista extranjera.

En 2002 fue acusado en el Distrito de Nueva Jersey por lavado de dinero y en 2005 se emitió una acusación formal en su contra por ese cargo, además de conspiración para distribuir cocaína. En 2004, el Distrito Sur de Nueva York lo acusó por tráfico de drogas.

La «cercanía» con Alcalá Cordones

Nicolás Maduro aseguró el jueves 26 de marzo que Cliver Alcalá Cordones, quien participó en el intento de golpe de Estado de 1992 liderado por Hugo Chávez, fue captado por la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos bajo el chantaje de un juicio en su contra por sus presuntas relaciones familiares con un narco de Barranquilla.

Boda de Cliver Alcalá Cordones
Archivo

«Él es suegro o yerno del mayor narcotraficante de esa zona. Estaba en cosas raras, por eso lo apartamos de la vida militar. Después se supo de un matrimonio a todo dar en La Guajira, fotos con narcotraficantes y lo apartamos», aseguró.

Maduro afirmó que Alcalá Cordones, ex general de la IV División Blindada y Guarnición de Maracay, huyó del país cuando comenzaron a investigarlo. En una entrevista con W Radio, Alcalá Cordones confirmó que desde hace dos años estaba viviendo en Barranquilla.

El viernes 27 de marzo, Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información del régimen, aseguró también en una entrevista con la  emisora colombiana que el militar retirado se casó con una hermana de González Polanco.

Sin embargo, no hay claridad del parentesco de la esposa de Alcalá Cordones con el narcotraficante. Además de las incongruencias de Maduro y Rodríguez, la prensa colombiana señala que la mujer es sobrina del «Gordito» González.

Cliver Alcalá Cordones
Archivo

Marta González, la supuesta esposa de Alcalá Cordones, reseñó Caracol Radio, era hija de Eudo González Polanco, asesinado en 2004 en la localidad de Bejuma, en el estado Carabobo, durante una operación policial. También lideró el Cártel de La Guajira.

«Lo que se ha conocido es que el 13 de mayo de 2012 Cliver Alcalá se casó con Marta González, sobrina de un presunto narcotraficante de nombre Hermágoras González, matrimonio que, según algunos en La Guajira, sería la unión de dos carteles: de la droga y el de los soles«, señaló el medio.

Incluso, Caracol Radio precisó que una hermana de Marta González, identificada como Lucy, fue el enlace entre el narcotraficante José Hernández Aponte y Alcalá Cordones para que el régimen de Nicolás Maduro le otorgara una licencia para exportar carne a Venezuela, para hacer operaciones ficticias y lavar dinero con dólar preferencial.

En un presunto intento de robo en Brasil asesinaron a Hernández Aponte en mayo de 2019.

Los «narcosobrinos» y El Aissami

Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas, sobrinos de Cilia Flores, esposa de Nicolás Maduro, habrían intentado negociar con proveedores mexicanos de cocaína la liberación del jefe del Cartel de La Guajira, según un documento introducido en febrero de 2017 por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Sobrinos Flores
Archivo

El documento, precisó Diario Las Américas, expone que los Flores buscaban un anticipo de al menos 1 millón de dólares, aproximadamente, así como el interés en la carga de la cocaína que iba a ser enviada desde Venezuela, a cambio de asistencia en el despacho de la carga y de asegurar la liberación del Gordo González.

A Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas los hallaron en noviembre de 2016 culpables de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó en febrero de 2017 a Tareck el Aissami, cuando ocupaba el cargo de vicepresidente del régimen de Nicolás Maduro, por el presunto papel que ha tenido en el tráfico internacional de drogas.

Las autoridades estadounidenses lo señalaron de estar vinculado al envío de drogas a Los Zetas, cártel mexicano de drogas. También de brindar protección a los narcotraficantes Daniel Barrera Barrera y Hermágoras González Polanco.

@Luisdejesus_

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo