JM de los Ríos - Cecodap
Personal del pediátrico ha protestado en varias ocasiones para exigir mejoras laborales | Foto: Archivo

Médicos y enfermeras del hospital pediátrico J. M. de los Ríos protestaron este miércoles en rechazo a los bajos salarios y a las condiciones en las que se encuentra el centro de salud.

Flora María Pérez, trabajadora del Servicio de Medicina 3, señaló que también exigen ingreso de profesionales porque no hay suficiente personal para atender a los pacientes ni para las contingencias.

«Ya está bueno de que se hagan la vista gorda. El Ministerio para la Salud tiene que ver la falta de personal. Se nos presentan eventualidades y tenemos que correr porque no sabemos qué hacer», agregó la enfermera.

Contó que en días pasados entró en desesperación porque no pudo comprarle a uno de sus hijos una salsa que le estaba pidiendo.

«Ya es demasiado fuerte. Yo no quiero dejar mi trabajo, pero la necesidad me obliga a irme a la calle a trabajar. Además de mis hijos tengo que ayudar a mi madre», manifestó.

Despidos por protestar

El médico Vietnam Vera mencionó la destitución y la separación de sus cargos de una cantidad considerable de enfermeras porque ha protestado.

«Hay muchas formas de amenazas», agregó.

Dijo que, pese a los bajos salarios, el personal es obligado a redoblarse para cubrir las faltas. En condiciones regulares, en el J. M. de los Ríos debe haber un personal de enfermería de 500 empleados, pero actualmente menos de 50% está activo.

El motivo principal del abandono es la migración, impulsada por la crisis venezolana.

«Hasta los momentos la respuesta ha sido escasa. Todo se reduce a que es una nueva dirección, a que es un nuevo mandato, a que todos los hospitales están iguales o peores», aseguró Vera.

Solo 40.000 bolívares

La enfermera Dulce Suárez criticó que el ingreso mensual de los trabajadores sea de 40.000 bolívares, suma que ni siquiera alcanza para comprar medio cartón de huevos.

«No entiendo cómo el gobierno pretende que subsistamos con ese salario. Estamos pasando hambre porque no nos alcanza el dinero», manifestó.