Protesta en embajada de Brasil en Caracas
Foto: EFE

Una veintena de activistas protestó este viernes frente a la Embajada de Brasil en Caracas, para exigir que sean sofocadas las llamas que calcinan la Amazonía y denunciar que la selva está siendo afectada por la minería.

«Hemos llegado a un momento extremo, sumamente peligroso para la especie humana en el planeta. Hay que atacar el incendio lo más pronto posible», dijo el profesor universitario Francisco Velasco, en nombre de las organizaciones.

Los manifestantes mostraron pancartas criticando los intereses que atribuyen al mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, a quien responsabilizan por la deforestación e incendios en la región.

Velasco advirtió que mientras persistan las llamas aumentarán las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que agravará la crisis climática.

«Es un terrible crimen que se está cometiendo contra el planeta. Esto responde a una política de exterminio por parte de algunos gobiernos en alianza con transnacionales», prosiguió el investigador.

Insistió en que las llamas también ponen en riesgo al globo entero por tratarse de alteraciones en el lugar con la mayor biodiversidad del mundo.

En el caso de Venezuela, explicó, el régimen de Nicolás Maduro ha causado daños en el llamado Arco Minero del Orinoco, iniciativa con la que el oficialismo espera generar 33.000 millones de euros como alternativa no petrolera.

Parlamento Amazónico

María Gabriela Hernández, presidente de la Subcomisión de la Asamblea Nacional para el Cambio Climático, destacó la importancia de evitar en la Amazonía la devastación que produce el Arco Minero del Orinoco y que ocasiona los incendios.

Propuso una reunión de emergencia del llamado Parlamento Amazónico, un órgano supranacional integrado por diputados de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

«Instamos a los parlamentos de los países que integran el Amazonas para una reunión de emergencia. Debemos coordinar acciones, tanto para frenar y evitar los incendios en la región, como para ayudar a los venezolanos a detener la destrucción», dijo.