Alex Saab, El Nacional-con
Foto: Federico PARRA / AFP

El juicio que estaba previsto para enero contra el empresario colombiano Alex Saab se pospuso, informó este lunes el periodista Joshua Goodman, de la agencia de noticias The Associated Press.

Goodman señaló, a través de su cuenta de Twitter, que el aplazamiento se debe a un recurso en el Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito de Estados Unidos.

Se desconoce, sin embargo, la nueva fecha en la que se desarrollará el juicio.

En la corte se determinaría si Saab tiene estatus diplomático, como se asegura el gobierno de Nicolás Maduro. Por esta razón el oficialismo venezolano asegura que el colombiano está supuestamente secuestrado y por la que exigen su libertad.

El periodista manifestó asimismo que los fiscales dijeron que solicitaron asistencia legal a Panamá. Y agregaron que anticipan solicitudes similares para Ecuador, Colombia y posiblemente Malta y Cabo Verde.

Camilla Fabri, esposa de Saab, afirmó que Estados Unidos tiene a un “diplomático venezolano secuestrado”. Acusó al gobierno de Joe Biden de violar los acuerdos internacionales y aseguró que se trata de un juicio político.

Un juez de Estados Unidos desestimó a comienzos de noviembre siete de los ocho cargos de lavado de dinero imputados a Alex Saab. Alegó las garantías dadas a Cabo Verde durante el proceso de extradición.

El empresario, presunto testaferro de Maduro, está siendo juzgado en Miami desde el 18 de octubre. El proceso comenzó dos días después de que llegó a esa ciudad procedente del archipiélago africano.

En Cabo Verde, los abogados alegaron hasta el final que gozaba de inmunidad diplomática y que, por lo tanto, el arresto y todo el proceso era inconstitucional. Pero no tuvieron éxito, y tampoco lo tuvo la campaña nacional e internacional del gobierno chavista para exigir su excarcelación y limpiar su imagen.

Venezolano y diplomático, de repente

El colombiano, en una entrevista que concedió a la agencia Efe en meses pasados, afirmó que su detención tiene una motivación totalmente política y consideró “patético” que el gobierno de Cabo Verde se haya “arrodillado” ante Estados Unidos.

Aseguró también que no colaborará con la justicia estadounidense.

Nunca en Venezuela se comunicó sobre el papel de supuesto diplomático que cumplía Saab. Jamás desde el alto gobierno lo habían mencionado. Ni siquiera Maduro. Hasta que Jorge Arreaza, quien en ese entonces ocupaba el cargo de canciller, publicó un comunicado, horas después del arresto de Saab en Cabo Verde, para asegurar que se trataba de un ciudadano venezolano y que, además, era un supuesto agente del gobierno nacional.

Aseguró asimismo que Saab estaba en tránsito en Cabo Verde para continuar su trayecto con el objetivo de gestionar la obtención de alimentos, medicamentos, insumos médicos y otros bienes de carácter humanitario para atender la pandemia de covid-19.

El gobierno venezolano aseguró que el colombiano fue nombrado como su enviado especial en abril de 2018.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!