Maduro
Foto Archivo

En  plena pandemia de coronavirus, que ha generado significativos efectos en la sociedad global, este jueves la opinión pública fue sorprendida por la noticia de que la justicia de Estados Unidos introdujo una acusación contra Nicolás Maduro y otros miembros del régimen por narcoterrorismo.

Uno de los aspectos llamativos de la imputación involucra el posterior ofrecimiento de la DEA de recompensar con 15 millones de dólares a quien capture a Maduro.

Los cargos incluyen narcoterrorismo por colaboración con las FARC, uso de armas de alto calibre e importación de cocaína al territorio estadounidense por 10 años.

El Nacional entrevistó a varios internacionalistas que explicaron las razones por las cuales el gobierno de Estados Unidos decidió implementar una medida de tal envergadura contra el régimen, en el momento en que enfrenta un escenario de emergencia sanitaria de grandes dimensiones.

Una sorpresa para el régimen

La internacionalista Carmen Beatriz Fernández señaló que la acusación de narcoterrorismo contra Maduro y varios miembros de su entorno, representa una escalada de la tensión que puede traer consigo graves consecuencias. Sin embargo, acotó que lo ve como un peldaño más y no como una estocada definitiva.

“Considero que Maduro no lo vio venir. No se lo esperaban. Entre otras aspectos, porque el tema de la pandemia tiene los ojos del mundo muy volcados hacia el interior de cada uno de los países. En ese sentido, diría que Maduro y su entorno se sentían protegidos por la crisis porque quitaba de ellos el foco de atención”, afirmó.

El momento propicio

La analista explicó que el mismo fiscal acusador William Berr fue interrogado sobre por qué introducir dicha demanda en un momento de crisis sanitaria global.

“Él respondió que precisamente es el momento más oportuno porque Venezuela necesita un gobierno que se ocupe del país”, mencionó.

Erosionar la legitimidad de Maduro

La internacionalista Giovanna De Michele indicó que no es secundario el momento en que ocurre la acusación. Expuso que la pandemia de covid-19 ha favorecido a Maduro en un intento de recuperar la legitimidad.

“Maduro ha logrado demostrar que es él quien tiene el control absoluto del Estado; que es quien controla las instituciones; que es quien tiene la responsabilidad indiscutible de velar por el bienestar y la salud de todos los venezolanos”, dijo.

Debilidad de Juan Guaidó

Añadió que luego de la confirmación de casos de coronavirus en Venezuela y la consecuente cuarentena, el liderazgo de Juan Guaidó se ha visto muy afectado.

“Es un momento en que el protagonismo de Guaidó ha quedado prácticamente diluido frente a su poca capacidad de tomar las riendas en las decisiones en materia de salud pública, economía e inclusive en materia política”, detalló.

Por ello, considera que la acusación de narcoterrorismo se origina como una medida para erosionar la legitimidad que Maduro estaba tratando de recuperar.

Año electoral en Estados Unidos

Jesús González afirmó que también se debe tener en cuenta que 2020 es un año de elecciones presidenciales en Estados Unidos.

“Hasta ahora se presentaba una posibilidad de reelección bastante sencilla, sin mayores obstáculos, para Donald Trump. Pero el tema del coronavirus puede afectar muy rápidamente cualquier gestión presidencial, más en el caso estadounidense ya que la gestión de salud es privada”, afirmó.

Al respecto, explicó que el bloque demócrata dará un duro ataque basándose en el ObamaCare, el programa que pretendía implementar el ex presidente Barack Obama.

El discurso en el Congreso

El analista considera que la popularidad de Donald Trump podría verse afectada en los próximos meses, por lo cual vislumbra que se podría retomar un discurso de unidad nacional frente a un enemigo externo, que sería el régimen de  Venezuela.

Enfatizó que es fundamental tener presente el discurso de rendición de cuentas de Donald Trump ante el Congreso, en el cual estuvo presente Juan Guaidó.

“Ese discurso es probablemente el más importante de Trump en los últimos años porque está dentro de un año electoral. Allí nombró a Venezuela en su tercer punto. Eso significa que para su reelección el caso de Venezuela es fundamental”, explicó.

Detalló que uno de los temas prioritarios de la política estadounidense es el de seguridad y defensa, donde Venezuela entra en esa categoría al incluir a Maduro en una lista de vinculados con el terrorismo.

“En los próximos meses vamos a ver si en efecto esta medida puede generar aún más presión que justifique una actuación similar a la que aplicó Ronald Reagan con Noriega en Panamá”, afirmó.

Alineación discursiva

González recalcó que el mayor aliado de Guaidó es Estados Unidos y que se evidencia una articulación entre las declaraciones ofrecidas por el mandatario interino el miércoles en la noche y las acciones tomadas este jueves por la justicia estadounidense.

Guaidó no le habló a Maduro sino a las Fuerzas Armadas para que posibiliten el ingreso de ayuda humanitaria por el coronavirus. Hay una alineación discursiva. Creo que esta escalada es el último punto de las vías diplomáticas para lograr que el bloque de gobierno ceda para que se abran las compuertas a una democratización”, agregó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo