Tren de Aragua el Niño Guerrero tren de aragua
Archivo

A cuatro meses del desalojo de la cárcel de Tocorón y otros seis centros penitenciarios más, el Estado venezolano no ha dado respuesta por el paradero de Héctor Guerrero, alias El Niño Guerrero, líder de la peligrosa banda de crimen trasnacional el Tren de Aragua, cuyo accionar se extendió a Colombia, Chile y Perú.

Guerrero cuenta con una circular roja de Interpol en 194 países, y se ha especulado que huyó a Colombia y luego posiblemente se estableció en Estados Unidos. Pero no hay rastro.

“Eso lo debe responder el ministro del Interior, Remigio Ceballos”, dice Humberto Prado, del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVV) al ser consultado por el diario El Tiempo sobre el paradero del líder criminal.

Pero el problema es que no es solo Guerrero. Son al menos ocho los jefes de bandas que operan desde las cárceles de quienes, después de la intervención del Estado, se desconoce su paradero. En Venezuela, a estos líderes se les conoce como pranes, un término que se acuñó en Puerto a finales de los 90 y que significa Preso Rematado Asesino Nato.

Para el OVV, todas estas tomas y desalojos de las cárceles estuvo pactada con los pranes, quienes habrían abandonado los recintos días e incluso semanas antes de los despliegues policiales que se desarrollaron. Solo en Tocorón participaron 11.000 efectivos, según cifras del Estado. Pero no hubo cifra ni de muertos ni heridos, y se alegó que los fugados huyeron a través de túneles que desembocan en el Lago de Valencia.

La incógnita es, además, que, si Tocorón era el centro de operaciones del Tren de Aragua, ¿cómo es que no se halló armamento pesado o en grandes cantidades? Son varias las dudas que han quedado en el aire sin respuesta alguna.

¿La toma fue pactada?

Según el OVV, estos últimos 19 años han estado marcados por opacidad y desaciertos. Desde ministros como Jesse Chacón, pasando por Tareck el Aissami (hoy acusado de corrupción y cuyo paradero se desconoce) y hasta Iris Varela, la violencia en las cárceles y la expansión del delito fuera de sus muros fue la constante.

En su último informe, presentado a finales de diciembre, el OVV recopila que desde 2011 al 2018 se registraron 2.140 presos muertos de forma violenta en las cárceles. Al día de hoy, según la organización, hay un hacinamiento de 163, 19 por ciento y solo hay 22 cárceles operativas.

Niño Guerrero
Algunos familiares aún no sabían a dónde fueron enviados sus presos. Foto: EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

Además, solo 11 por ciento de los recintos está bajo control del Estado, un 43 por ciento bajo una modalidad mixta, es decir, control del Estado y de los pranes, y un 46 por ciento bajo control de los pranes.

Otro indicio para que el OVV considere que las tomas fueron pactadas es que nunca las intervenciones en los penales había sido tan corta, como sucedió el año pasado. Pero también familiares dijeron a la organización que días antes los presos recibieron la información de que habría un procedimiento de este tipo y los pranes abandonaron los recintos.

¿Quiénes son los pranes?

Niño Guerrero
Niño Guerrero, máximo líder del Tren de Aragua. Foto: Cortesía de las autoridades

El más conocido es Héctor Guerrero, conocido como El Niño Guerrero. Aunque probablemente desde febrero no estaba en Tocorón, era el líder de esa cárcel, la cual contaba con 3.000 presos pero el 20 de septiembre solo contaba con 1.600.

Niño Guerrero tenía un emporio. Cobraba unos 20 dólares mensuales a cada preso, una tarifa conocida como “la causa”, lo que se traduce en unos 50.000 dólares al mes. En el lugar tenía piscina, discoteca, zoológico, restaurantes, campo de béisbol y demás atracciones. Y es conocido como uno de los líderes del Tren de Aragua.

 

 

 

 

Niño Guerrero
Alias Richardi. Foto: Cortesía OVP

El 25 de octubre se da la intervención de la cárcel de Tocuyito, en Carabobo. Se desalojaron 2.114 presos. En ella estaba Néstor Richardi, alias Richardi, quien había cumplido su pena en 2017 pero decidió vivir en el penal.

Richardi tenía un estudio de grabación al que llegaron conocidos cantantes como Anuel, según publicaron medios locales.

La causa era de 20 dólares, pero había gente viviendo en el penal que no eran presos y también pagaban. Se estima que sus ingresos eran de 50.000 dólares al mes. Horas antes de que iniciara la intervención en el penal, subió una foto a sus redes sociales diciendo que era “un hasta luego”.

 

 

Alias Pata e Queso. Foto: Cortesía OVP

El 30 de octubre fue el desalojo del Internado Judicial de Anzoátegui. De los 1511 presos, solo fueron trasladados 861. La causa era de 20 dólares y su líder era Luis Yegue, alias Pata e queso, quien ganaba más de 30.000 dólares al mes.

El 3 de noviembre se dio la toma del Internado Judicial de Monagas, conocido como La Pica. Con una población 1.496 reclusos, solo fueron trasladados 1.458. El pran era Pedro Gonzáles, quien cobraba 20 dólares mensuales. Al igual que Richardi, ya había cumplido su pena, pero decidió vivir en la cárcel.

Pero en este recinto también estaba José Clavijo, alias Jefferson, líder de la banda El carro loco de Cristo. También cobraba 20 dólares por causa. El 6 de noviembre se realizó la intervención del Internado Judicial de Ciudad Bolívar, conocido como Vista Hermosa.

En ella el control se repartía en tres pranes y la causa tenía un precio de 80 dólares. Los líderes eran Wilkins Romero, alias El Wilkins; Geovanny Navas, alias Pan y Edicson Gonzales, alias Chichi.

El Internado Judicial de Trujillo fue desalojado el 8 de noviembre. Con 503 presos, la causa era de 20 dólares y estaba liderado por Álvaro Montilla, alias El Loro.

Dos días después, las autoridades llegaron al Internado Judicial de Yaracuy, cuyo líder era Freddy Barboza, alias Charro, quien cobraba 40 dólares al mes y era aliado de las bandas Wilmer bachiller y el Tren de Aragua.

El Charro además vendía el agua potable a 5 dólares el botellón. Pero además, si un preso quería usar el celular, le cobraba 20 dólares mensuales y si era para cometer delitos, 100 dólares mensuales.

De ninguno de estos pranes hay información. Si están fugados, si fueron trasladados o si se fueron del país. Tampoco se sabe nada de sus colaboradores. El gobierno aseguró que las intervenciones fueron exitosas, pero aún hay muchos detalles que no se conocen.

*El Grupo de Diarios América (GDA), al cual pertenece El Nacional, es una red de medios líderes fundada en 1991, que promueve los valores democráticos, la prensa independiente y la libertad de expresión en América Latina a través del periodismo de calidad para nuestras audiencias.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!