El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor José Luis Azuaje, afirmó que dada la situación actual la Iglesia no puede decirle a la población qué tiene que comer en Semana Santa.

En entrevista con Unión Radio destacó: “Siempre los Miércoles de Ceniza y Viernes Santo se pide el ayuno y la abstinencia. Pero el problema de Venezuela es muy particular, porque desde hace bastante tiempo estamos en ayuno y abstinencia por muchas razones”, expresó Azuaje.

“No se consiguen los alimentos; y en otros casos, si los hay, es difícil que se logren comprar por los precios exorbitantes”, destacó.

Y Añadió: “Lo que se hace y nosotros promovemos es dejar a conciencia de las personas lo que dentro de su ámbito cultural puedan ofrecer. Lo que más se pide es un alimento familiar, comunitario, pero ni siquiera obligamos que sea pescado, sino sencillamente que pueda haber un sentido de comunión familiar”.

“Sabemos muy bien cómo está la situación económica, pero no se puede pedir ‘hay que comer esto, hay que comer aquello’. Lo importante está en saber compartir”.

Afirmó que la Iglesia católica está en todos lados, en todas las comunidades, y siempre recoge lo que es el sentimiento y las preocupaciones del pueblo. “Y eso tenemos que plasmarlo algunas veces en denuncias, como también anuncios en función de lo que sería mejor para el pueblo venezolano”.

Resaltó que “una cosa es mirar el poder y luchar por el poder por el poder, y otra es mirar y luchar por el poder para el servicio, y esa segunda parte no la estamos viendo por el abandono de las comunidades. El reclamo es que no se abandone al pueblo”.

 “Cuando no es escuchado el pueblo hay sufrimiento”, expresó Azuaje. Sin embargo, dijo, “poco a poco el pueblo venezolano ha ido tomando conciencia, aunque silenciosamente, de su situación”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo