El buque hospital de la Marina estadounidense USNS Comfort zarpó este miércoles del puerto de Miami para una misión de asistencia médica relacionada con la crisis humanitaria venezolana, que le llevará a puertos de 11 países del Caribe, Centroamérica y Suramérica.

En esta nueva misión del barco hospital, que a finales de 2018 estuvo realizando similares tareas en Ecuador, Perú, Colombia y Honduras, los médicos y otros profesionales de salud del USNS Comfort atenderán a bordo y en centros médicos en tierra a aproximadamente 500 pacientes diarios, según medios locales.

A lo largo de cinco meses, y en un orden del que no se ha informado por razones de seguridad, el USNS Comfort, comandado por el capitán de navío Brian Deibold, visitará puertos de Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Granada, Haití, Jamaica, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, así como Trinidad y Tobago.

El objetivo de la misión “Enduring Promise” (Promesa duradera) es ayudar a aliviar los efectos en los sistemas de salud de esos países por la presencia de miles de venezolanos que han huido de la crisis política, económica y social en su país.

Solo en Colombia hay 1,3 millones de venezolanos, dijo el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, cuando visitó este martes el USNS Comfort en el puerto de Miami.

En una rueda de prensa posterior, Pence agradeció la “generosidad” de los países latinoamericanos que acogen a los desplazados por la peor crisis humanitaria registrada en América en décadas, de la que culpó directamente al régimen del “dictador” Nicolás Maduro.

Más de cuatro millones de venezolanos han abandonado su país desde 2015, de acuerdo con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, pero solo medio millón ha solicitado la condición de refugiados, cerca de la mitad de ellos en Perú.

Pence vinculó el envío del USNS Comfort a América Latina con los esfuerzos del gobierno de Donald Trump a favor del restablecimiento de la democracia en el país y el apoyo al presidente interino Juan Guaidó.

“El mundo, una vez más, va a ver que Estados Unidos está con la libertad y con nuestros vecinos”, dijo Pence sobre la nueva misión del buque hospital, que lleva una tripulación multinacional con profesionales de la salud no solo estadounidenses, sino de Canadá, Perú, México, Brasil y Costa Rica.

El USNS Comfort, en servicio para la Marina estadounidense desde 1987 y con sede en Norfolk, Virginia, desde 2013, cuenta con 1.000 camas hospitalarias, 80 de ellas en la unidad de cuidados intensivos, y todas las instalaciones y equipos de un hospital.