El Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, juramentado por la Asamblea Nacional, solicitó este domingo que la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, documente  y realice un informe imparcial sobre la crisis humanitaria venezolana. 

Lamentó que durante su visita Bachelet no se orientara a constatar la crisis que viven los enfermos en los hospitales ni las condiciones infrahumanas que sufren las personas privadas de libertad en las cárceles, así como las carencias de abastecimiento  de los expendios de alimentos, medicinas y los servicios de salud.

“Pretender otorgarles el calificativo de actores políticos y/o líderes públicos a quienes carecen de las competencias constitucionales para el ejercicio de los cargos que ocupan de forma ilegítima, además de ser los responsables de la calamidad y sufrimiento que se viven en nuestra nación (…) es una afrenta y un irrespeto a las víctimas y a sus familiares de las violaciones y crímenes atroces”, agrega el TSJ en el exilio.

Rechazó que se pretendiera conceder “beligerancia” a quienes “han sido causantes de las violaciones de derechos humanos en Venezuela”.

En el comunicado, la institución judicial recordó que existen suficientes informes de la violación sistemática de los derechos humanos venezolanos emanados de organismos como la OEA o la ONU, así como instituciones venezolanas como el TSJ o la Asamblea Nacional. 

También destaca que Maduro fue declarado culpable de los delitos de corrupción y de legitimación de capitales en un proceso judicial autorizado por el Parlamento, por lo que fue condenado a cumplir una pena de prisión de 18 años y tres meses. Además, fue inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas, así que, según sentencia de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, carece de autoridad legal alguna. 

«Asimismo, en sentencia de fecha 26 de abril de 2019, emanada de la Sala Constitucional de este máximo tribunal, se estableció que las personas que ocupan en la ciudad de Caracas los cargos de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, de fiscal general de la República, de la Contraloría General de la República, del cargo de defensor del Pueblo, son nulas y sin efecto jurídico, por haber sido designadas en violación flagrante de las normas constitucionales y legales», señala la institución en el exilio. 

Durante su visita, Bachelet se reunió con Maikel Moreno, Diosdado Cabello, Nicolás Maduro y Jorge Arreaza, todas figuras del oficialismo cuyos cargos han sido desconocidos.