Tamara Adrián, diputada a la Asamblea Nacional por el estado Táchira, rechazó las acusaciones en su contra que la vinculan con un caso de corrupción relacionado con Pdvsa.

«Deploro que se me quiera involucrar en hechos que me son ajenos totalmente y en los que no estuve involucrada. Nada más allá de revisar, como abogada, la documentación legal y los contratos propuestos, que es una actividad normal de un abogado», aseguró Adrián en Twitter.

Una investigación de El Nuevo Herald revela que la parlamentaria certificó la legalidad de una serie de préstamos a Pdvsa. De acuerdo con la justicia estadounidense, se utilizaron para malversar 4.500 millones de dólares. Esta cantidad está considerada como el mayor caso de corrupción chavista visto hasta ahora.

La diputada explicó que a comienzos de 2012 un cliente le solicitó su opinión estrictamente jurídica, sobre la legalidad de un contrato a ser firmado con Pdvsa.

«Se nos preguntó si el pago en moneda extranjera de obligaciones asumidas por Pdvsa en bolívares estaría o no en contravención con el ordenamiento cambiario y legal. Tomando en consideración la legislación vigente en esa época expresé que, sometido al cumplimiento de las condiciones y requisitos explicados en la normativa, el pago así hecho no estaba en contravención con el ordenamiento jurídico cambiario y legal de ese momento», agregó.

Adrián negó estar involucrada en la negociación directa del contrato, ni en su ejecución ni en la práctica. «Otros abogados, incluso la Consultoría Jurídica de Pdvsa y firmas privadas, confirmaron esta opinión y la legalidad de la operación que me fue consultada», dijo.

«Desafortunadamente para el país, el haber hecho notar la legalidad de estas operaciones, abrió los apetitos indebidos de los bolichicos y otros especímenes iguales. Así, los hijastros de Maduro, los llamados bolichicos y el señor Raúl Gorrín encontraron en la brecha observada en mi opinión el germen de un medio para drenar recursos de Pdvsa para enriquecerse», indicó.

La diputada aseguró que la forma en la que se presentó la noticia hace presumir que se trata de un ataque destinado a coadyuvar a la matriz que quiere imponer el régimen. Señaló que este pretende hacer ver que todo el mundo es corrupto. «No nos van a doblegar en la lucha por la libertad», dijo.