La presidente de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, aseguró este domingo que la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, presuntamente a manos de la Dirección de Contrainteligencia Militar, impactó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

San Miguel señaló, mediante una publicación en Instagram, que las contradicciones de los dirigentes oficialistas en sus comunicados sobre el tema son claves para el ocultamiento de lo sucedido.

«Los tres comunicados emitidos por el poder con ocasión de la muerte del capitán de corbeta Acosta Arévalo presentan una contradicción fundamental que permite establecer la responsabilidad de la Dgcim en los hechos y la de quienes acusaron al capitán de corbeta pública y comunicacionalmente antes de ser imputado legalmente. Veamos: que había sido presentado, dice Maduro; que estaba siendo presentado, dice Tarek; que fue antes de ser presentado, dijo Min Defensa», destacó San Miguel. 

La también activista de los derechos humanos afirmó: »El capitán de corbeta Acosta Arévalo muere siendo inocente, pues nunca desde su detención fue formalmente imputado por el Estado venezolano, que, violando las garantías constitucionales más elementales del debido proceso, intentó presentarlo ante el Tribunal Militar Tercero de Control, a cargo del capitán (GNB) Maikel Amezquita Pío, 8 días después de su captura (fue capturado el 21 de junio y presentado el 28 de junio), en condiciones tan graves de afectación a su integridad que el juez ordenó su inmediato traslado al centro hospitalario más cercano (El Hospitalito), a escasos metros de la propia Corte Marcial, en Fuerte Tiuna, con carácter de urgencia», concluyó San Miguel.

Las contradicciones del poder en sus comunicados, sobre la muerte del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, son claves para el ocultamiento o verdad de los sucedido: 1. Había sido presentado (Maduro)… 2. Estaba siendo presentado (Tarek)… 3. Antes de ser presentado (Mindefensa)… Por qué Mindefensa desliza la verdad… Claramente este asesinato impacta profundamente a la Fuerza Armada Nacional… El Capitan de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, muere siendo inocente, pues nunca desde su detención, fue formalmente imputado por el Estado venezolano, quien violando las garantías constitucionales mas elementales del debido proceso, intentó presentarlo ante el Tribunal Militar Tercero de Control, a cargo del Capitán (GNB) Maikel Amezquita Pio; 8 días después de su captura (fue capturado el 21 de junio y presentado el 28 de junio), en condiciones tan graves de afectación a su integridad, que el Juez ordenó su inmediato traslado al centro hospitalario mas cercano (El Hospitalito), a escasos metros de la propia Corte Marcial, en Fuerte Tiuna, con carácter de urgencia…

Una publicación compartida de  Rocio San Miguel (@rociosanmiguelvenezuela) el 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo