Roberto Marrero, jefe del despacho de la presidencia interina de Juan Guaidó, cumplió este domingo un mes recluido en El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. 

Funcionarios del Sebin allanaron la residencia de Marrero el 21 de marzo en la madrugada porque en un acta de investigación se indica que el político viajó a Colombia con la finalidad de «comprar armas y reclutar mercenarios colombianos y centroamericanos para conspirar y desestabilizar el país».

La audiencia de presentación de Marrero se realizó el miércoles 27 de marzo en la noche; sin embargo, la decisión del juez se anunció el jueves 28. 

La juez del caso le dictó a Marrero privativa de libertad por «conspiración, asociación para delinquir, legitimación de capitales, ocultamiento de armas y usurpación de funciones».