Rafael Ramírez, ex presidente de Pdvsa, denunció este domingo que Nicolás Maduro pone en marcha la “Inquisición 2.0”, un  «plan cibernético para destruir a quien considere su enemigo” mediante las plataformas digitales.

«La agresión es precedida por una intensa campaña de descrédito en las redes sociales. A través de un uso delictivo de los recursos del Estado y sus operadores económicos, ha conformado, con apoyo externo, una inmensa plataforma de ‘bots’ y grupos de tuiteros», escribió Ramírez.

Ramírez explicó que Maduro decide, junto a su círculo íntimo, destruir a quien considere su enemigo, porque lo considera un obstáculo o simplemente busca desacreditar a aquellos que se expresan en su contra.

«Su nuevo espacio de propagación del discurso intolerante, la descalificación y el odio, son las redes sociales y corporaciones mediáticas que se constituyen en nuevos tribunales, con juicios sumarios, que siempre responden a la postura política de los intereses que representan.

Con información del portal RR.net