La madrugada de este jueves, la noticia de un nuevo allanamiento por parte de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional se viralizó en las redes sociales. En esta oportunidad, los afectados fueron Roberto Marrero, director del despacho del Parlamento encabezado por Juan Guaidó, y Sergio Vergara, diputado a la Asamblea Nacional por el estado Táchira.   

Ambos políticos residen en la urbanización Los Naranjos de Las Mercedes, en Caracas, donde aprehendieron a Marrero, luego de haber interrogado a Vergara sobre el director del despacho de la AN.

En el momento en el que los funcionarios del Sebin llegaron a la residencia de Marrero, este grabó un audio en el que pidió que cuidaran al presidente encargado, Juan Guaidó.

«En este momento están en mi casa; el Sebin está aquí, lamentablemente llegaron a mí. Sigan en la lucha, cuiden al presidente. El pueblo de Venezuela no debe detenerse con esto, el que se cansa, pierde», expresó Marrero.

El presidente interino Guaidó denunció que su jefe de despacho fue secuestrado y que no se conoce su paradero. Además, agregó que el político le dijo a Vergara que le sembraron dos fusiles y una granada.

«Secuestraron a Roberto Marrero, jefe de mi despacho. Él denunció a viva voz que le sembraron dos fusiles y una granada; se lo dijo al diputado Sergio Vergara, su vecino. Desconocemos su paradero. Debe ser liberado de inmediato», denunció Guaidó por Twitter.

Sobre esta situación, el diputado Vergara también señaló posteriormente, en una rueda de prensa, que el allanamiento duró más de tres horas y que los funcionarios le apuntaron con un arma de fuego.

«Ellos violaron mis derechos constitucionales», agregó.

Por Twitter se difundieron imágenes y videos de la vivienda de Marrero luego de ser allanada. En el material se puede observar que las camas quedaron deshechas y los objetos y el mobiliario fueron esparcidos por el suelo .

Organismos internacionales como la oficina de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas y el Grupo de Lima han condenado el allanamiento y el secuestro del político. Además, representantes de los gobiernos de Estados Unidos, Colombia, Panamá, Chile y Perú rechazaron los métodos de los organismos de seguridad venezolanos para amedrentar a los dirigentes cercanos a Guaidó. 

    Hasta el momento no se han confirmado el estado ni el paradero de Marrero, pero sí se nombró un equipo de abogados para su defensa integrado por Joel García, Gustavo Limongi y Teresly Malavé. 

    Roberto Marrero fue concejal del municipio Baruta y, actualmente desempeña el cargo de director de despacho de la Asamblea Nacional. Además, es el representante legal de Leopoldo López y fue secretario de la Asamblea Nacional en 2016, cuando estaba presidida por Henry Ramos Allup, con Enrique Márquez y Simón Calzadilla en la primera y la segunda vicepresidencia, respectivamente.