Los delegados del presidente encargado Juan Guaidó y del régimen de Nicolás Maduro acordaron establecer una mesa de trabajo permanente para resolver la crisis política, luego de concluir una ronda de diálogo en Barbados, informó este jueves el gobierno de Noruega, que sirve de mediador.

“Como parte de este proceso se instaló una mesa que trabajará de manera continua y expedita, con el fin de llegar a una solución acordada y en el marco de las posibilidades que ofrece la Constitución”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega en un comunicado.

“Está previsto que las partes realicen consultas para poder avanzar en la negociación”, se indicó en el texto, aunque sin detallar fechas de nuevos encuentros.

El gobierno noruego instó a las partes a tomar la «máxima precaución en sus comentarios y declaraciones respecto al proceso».

«Reitero mi reconocimiento a las partes por su esfuerzo y su espíritu de cooperación, y agradezco al gobierno de Barbados por su hospitalidad”, expresó la ministra de Asuntos Exteriores, Ine Eriksen Søreide, a quien se le citó en el texto.

Delegados de Guaidó y Maduro se reunieron en Barbados desde el lunes pasado para seguir con los acercamientos que empezaron en Oslo en mayo.