El director del Observatorio Venezolano de Prisiones, Humberto Prado, denunció este lunes que en el primer trimestre de 2019 murieron 31 presos en los calabozos policiales bajo la tutela del Estado. Otros 46 fallecieron en las cárceles del país.

Durante una rueda de prensa de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, Prado reclamó que el régimen de Nicolás Maduro no respeta el derecho a la vida de quienes se encuentran privados de libertad.

Prado entregó un informe detallado sobre la situación actual de los calobozos policiales y las cárceles venezolanas al diputado Robert  Alcalá, miembro de la Comisión de Prisiones. Esto ante la posible reunión que podrían tener miembros de la oposición con la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

En cuanto al caso de Gilbert Caro, Prado reclamó que desde el 17 de mayo el parlamentario estaba bajo medidas cautelares, sin embargo, desde entonces y hasta el lunes en la noche, cuando fue liberado, no se tenía ninguna información sobre su estado ni su paradero.

Por otra parte, el director del Observatorio Venezolano de Prisiones criticó que la visita de Bachelet se concentre en la ciudad de Caracas, pues considera que en el interior del país es donde ocurren más hechos de violación de los derechos humanos, especialmente la carencia de servicios básicos como el agua, la eléctricidad y el abastecimiento de gasolina.

Sobre el caso de los 92 venezolanos desaparecidos en el Caribe, el diputado Carlos Valero denunció que las autoridades no realizan una verdadera investigación, aunque las averiguaciones del Parlamento revelan que podría tratarse de trata de personas.