Las cifras de los fallecidos en las protestas discrepan entre una ONG y otra; sin embargo coinciden en que la mayoría ha muerto por impactos de bala. El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social informó que desde el lunes 21 hasta ayer, a las 2:00 pm, “26 personas habían sido asesinadas en las protestas” contra el gobierno de Nicolás Maduro, en apoyo a la Asamblea Nacional.

No obstante, el Movimiento Vinotinto reporta 19 fallecidos y un centenar de heridos con ocasión de las manifestaciones entre el martes 22 y ayer 24 de enero en todo el país. Manuel Vírgüez, coordinador de la ONG, señaló que la cifra corresponde solo a las manifestaciones ciudadanas y no están incluidos fallecidos en otro tipo de incidentes como saqueos. “La mayoría de las personas ha muerto por impactos de bala”, agregó.

Dijo que gran parte de las protestas se ha registrado en horas nocturnas y que han sido los miembros de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana los principales responsables de reprimir, junto con la Guardia Nacional Bolivariana y policías regionales.

En Barinas fallecieron Gustavo Ramírez, Wilmer Mendoza, Iván Álvarez y Wilmer Zambrano, de acuerdo con la ONG. En Vargas murieron Alixson Pizani, Josué Romero y Stephani Lajoy. En el Distrito Capital registraron las muertes de Alonso Osorio, Nick Borges y Frank Correa.

En Táchira, luego de la concentración del 23 de enero, fueron asesinados durante la represión Luigi Guerrero y Edward Marrero. También incluyen en la estadística de esta entidad a Wilmer Zambrano. En Amazonas murieron Yhonny Hernández y Efrén Sandalio Castillo, y en Portuguesa Juan Medina y Jhonny Pacheco. En Yaracuy falleció Daniel Feliz, y en Aragua, José Arenas.

El Movimiento Vinotinto reporta, además, 107 heridos y 249 detenciones. El Foro Penal Venezolano, en cambio, advierte que desde el lunes hasta ayer a las 5:00 pm habían sido aprehendidas 364 personas por protestar.

Involucran a las FARC. Javier Tarazona, coordinador de Funda Redes, denunció que desde hace varios días en los municipios fronterizos de Táchira, Apure y Zulia, los llamados “colectivos del pueblo”, integrados por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, han intimidado con armas a quienes protestan contra Maduro.

“Tenemos registro fotográfico y videos. Ayer (miércoles) se encontraba en el Palacio de los Leones, sede del Consejo Legislativo del Táchira, el “Catire Belisario”, comandante de este colectivo y disidente de las FARC que, junto con el ELN, comenzó a activar protocolos de defensa de la revolución. Los grupos irregulares colombianos en Venezuela no están haciendo otra cosa que contener, con las armas, la presión social contra el régimen de Maduro”, explicó Tarazona.

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia reportó que durante los actos del 23 de enero, en Maracaibo, hubo represión contra manifestantes, allanamientos a viviendas, varios heridos leves y tres detenciones. En los hechos actuaron la FAES, la GNB y Polizulia. En Ciudad Ojeda detuvieron a 27 personas.


AI exige frenar la represión

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, indicó en un comunicado que esa organización recibió denuncias de la participación de la FAES, que calificó de infame, en las protestas.

“Ya ha sido señalada en otras ocasiones por uso abusivo y excesivo de la fuerza intencionalmente letal, que no tiene funciones de control de manifestaciones, lo que pone en grave riesgo la vida e integridad de las personas que se manifiestan. Otra denuncia fue la participación de grupos armados pro gobierno que buscaban evitar las protestas en varias zonas del país”, señaló.

Exhortó a Maduro y a su gabinete a frenar la represión contra las personas, y a garantizar la vida y la integridad de quienes manifiestan.