niños venezolanos
Migrantes venezolanos llegan en bote a Los Iros Beach, en Trinidad y Tobago, el 24 de noviembre. Foto: LINCOLN HOLDER / COURTESY NEWSDAY

Nueve niños venezolanos y algunas de sus madres permanecen todavía detenidos tras varias semanas de reclusión, en un centro gubernamental en el sur de Trinidad y Tobago. Esto a pesar de la petición de miembros del Ejecutivo de Puerto España de que sean liberados de forma inmediata.

El director de Inmigración de Trinidad y Tobago y el jefe del Estado Mayor de la Defensa en la isla apelaron este miércoles las órdenes judiciales que los mantienen detenidos, para que sean liberados del centro de detención del Helipuerto de Chaguaramas.

El caso, de no resolverse en breve podría llegar al Tribunal de Apelación de Trinidad y Tobago a principios de la próxima semana.

Funcionarios gubernamentales explicaron que en la audiencia del recurso de apelación, el Estado pretende argumentar que la decisión judicial no está justificada.

También se pedirá al Tribunal de Apelación que suspenda la ejecución de las órdenes judiciales.

El grupo de venezolanos está representado por los abogados Criston Williams y Kerrina Samdeo, mientras que el Estado lo está por los fiscales Neil Byam y Nisa Simmons.

Fin de año

A los nueve menores se les permitió pasar cerca de una hora con sus familiares que se encuentran legalmente en Trinidad y Tobago el 31 de diciembre, ya cerca de la medianoche y consecuente entrada del año nuevo. Sin embargo, después retornaron al encierro.

Niños venezolanos deportados

Los niños, junto a varios adultos, habían entrado ilegalmente en Trinidad y Tobago el pasado 17 de noviembre.

El grupo fue arrestado y llevado a la comisaría de la localidad de Erin, donde pasaron cinco noches en prisión.

El 22 de noviembre fueron escoltados fuera de las aguas de Trinidad y Tobago por la Guardia Costera, una vez que las autoridades de ese país afirmaron no tener conocimiento de una solicitud presentada para detener la deportación.

Después de pasar dos días en el mar, el grupo regresó a Trinidad y Tobago el 24 de noviembre, donde fueron nuevamente retenidos en la comisaría de Erin y posteriormente trasladados al helipuerto Chaguaramas, donde han estado hasta ahora.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo