Un grupo de militares venezolanos que se mantiene en condición de refugiado en Colombia, hizo una declaración este lunes en la que aclara su situación con la Acnur, luego de que representantes de la organización ordenaran el desalojo de los agentes del hotel donde se encontraban hospedados. 

Informó que existe «un inconveniente» con Luis González, sargento segundo de la Fuerza Armada venezolana, quien fue el vocero del grupo de agentes en unas declaraciones en las que alegaba abandono por parte de las autoridades colombianas. «Sí existe una novedad con este sargento y otros tres más, pero la irregularidad se ha venido resolviendo en las últimas horas», indicó. 

Los funcionarios señalaron que cada día se encuentran más «fuertes, unidos y determinados con la misión de liberar a Venezuela» bajo las órdenes de Juan Guaidó, presidente interino del país, por lo que están a la espera de sus instrucciones.

Fuentes de El Nacional denunciaron que la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados mantiene aislados a un grupo de militares que huyó del país por la crisis que padece la nación. Los representantes del ente no permiten el contacto de los funcionarios con los diputados de la Asamblea Nacional para que constaten su situación en el hotel Villa Antigua, en Cúcuta.