Miguel Henrique Otero (MHO), presidente editor de El Nacional, manifestó durante la 73ra Asamblea Nacional de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se celebra en la ciudad de Salt Lake City, en Utah (EE UU), que en Venezuela la libertad de expresión se convirtió en la primera víctima del gobierno.

En el documento presentado por Otero, se denuncian los mecanismos de censura  muy sutiles que utiliza el gobierno del presidente Maduro para coartar y controlar tanto lo que se dice como lo que se puede decir.

“El 11 de agosto pasado, Conatel abrió un proceso disciplinario en contra de Venevisión y Televen, por «no dar cobertura a la elección de los constituyentistas que conformarán la Asamblea Nacional Constituyente. Algunos medios impresos, como consecuencia de la negativa del régimen a venderles papel, han debido reducir su número de páginas, continuar operando sólo en forma digital o paralizar sus operaciones, lo que deriva no solo en un problema de libertad de expresión sino también de pérdida de fuentes de empleo”, resalta un fragmento del informe de la SIP.

Otero también reseñó las agresiones a los periodistas por parte de la policía y la Guardia Nacional Bolivariana (PNB) al no permitir tomar fotografías en determinadas zonas como los destacamentos policiales, la morgue de Bello Monte o la Defensoría del Pueblo. “Tampoco pueden acercarse a las sedes del Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia y muchas veces les niegan el acceso a la sede de la Asamblea Nacional a pesar de que los medios tienen permitido el acceso”.

El presidente editor de El Nacional indicó que el presidente de la República ha amenazado a diferentes medios de comunicación en cadena nacional como el diario 2001 y La Patilla y pidió a la fraudulenta asamblea nacional constituyente que apruebe una ley contra el odio  y la intolerancia que “es otro mecanismo más para censurar y crear autocensura en el país».

Lea más del informe completo presentado por presidente editor de El Nacional en la SIP