El mandatario venezolano declaró que el precio del dólar paralelo no es real y afincó que esos aumentos abruptos son por intereses políticos