La Asamblea Nacional publicó un comunicado este domingo en el que advierten a la comunidad internacional sobre las nuevas medidas de “intimidación, amedrentamiento y persecución” del régimen de Nicolás Maduro, al detener a dos de los escoltas del presidente interino de la Rrepública, Juan Guaidó. 

Erick Sánchez y Jason Parisi fueron detenidos el viernes en la noche, en las adyacencias del Metro de Plaza Venezuela, luego de salir de sus funciones laborales en Santa Fe. Actualmente, están incomunicados y se presume fueron capturados por el Servicio Bolivariano de Inteligencia.

“Esto constituye un nuevo atropello por parte del régimen usurpador de Nicolás Maduro Moros, que muestra una vez más su rostro autoritario y una nueva muestra de que en Venezuela no hay confianza alguna en los acuerdos que se pudiera alcanzar, más aún cuando se llevan a cabo negociaciones en busca de una solución pacífica, constitucional, democrática y electoral, y además es otro acto de intimidación, amedrentamiento y persecución del régimen que trata de criminalizar a quienes luchan por el cese de la usurpación”, reseña el comunicado.

El Parlamento solicitó “a todos los pueblos y gobiernos en el mundo” que eleven la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro. Consideran que podría convertirse en una «amenaza humanitaria global».

«Del mismo modo llamamos la atención del Grupo de Lima y del Grupo Internacional de Contacto, a los fines de que tomen nota de este hecho que recuerda las más funestas dictaduras de la reciente historia de la humanidad, frente a las que la única negociación posible para la recuperación de la democracia, la libertad y el Estado de Derecho en Venezuela pasa por la salida inmediata de Nicolás Maduro y así provocar el cese de la usurpación», finalizó el comunicado.