Adriana Parada, madre de Rufo Chacón, quien quedó ciego luego de que dos funcionarios de la Policía del Táchira le dispararan perdigones en el rostro, pidió este viernes a las autoridades consulares que le otorguen el pasaporte a su hijo para poder sacarlo del país y someterlo a los estudios médicos necesarios.

«Hay que ponerle de todo, no se puede dejar solo. Yo tengo que hacer todo lo que pueda porque él quiere ver. Hay países que me han dicho que él puede recuperar la vista, pero debemos hacer las gestiones», dijo Parada en rueda de prensa en compañía de Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal.

Parada exigió justicia por lo que le sucedió a su hijo y aseveró que los responsables deben pagar por los daños que le causaron al adolescente cuando se encontraba en una protesta en la localidad tachirense de Táriba para exigir el suministro de gas doméstico.

“Él se encuentra triste porque no puede ver Caracas. Lloró mucho porque él quería ver todo alrededor y dice que no va a volver más”, agregó la madre.

Y añadió:

“Yo apoyé a Chávez, pero no apoyé ni apoyaré nunca lo que está haciendo Maduro. Venezuela está como está por culpa del gobierno. Pero de ellos qué voy a esperar, ¿un bono? Eso no va ha hacer que mi hijo recupere la visión”.

Romero rechazó que los policías todavía se encuentren detenidos en la sede de la Policía del Táchira, organismo al que pertenecen, a pesar de que el juez del caso estableció como centro de reclusión la cárcel de Santa Ana, en esa entidad federal.