Rosa Orozco, madre de Geraldine Orozco, dio declaraciones en la sesión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) por crímenes de lesa humanidad en Venezuela, acerca del asesinato de su hija en los meses de protestas.

En la voz de la madre se transmite el profundo dolor al contar como sucedieron los hechos, acompañados de un video presentado en la reunión de la OEA.  

“El 19 de Febrero fue el día que me quitaron mi corazón y mi alma -refiriéndose a su hija- , le dije que no saliéramos porque la Guardia Nacional estaba muy agresiva” Así dio apertura Orozco, defensora de los Derechos Humanos de los venezolanos, a su discurso.

La joven, en su lucha por la vida, corrió cuando fue perseguida por dos efectivos de la Guardia Nacional, de nombres Francisco Caridad Barroso, quién le disparó al cuerpo, y Alvin Bonilla, que habiendo caído al suelo le propició un disparo en el rostro, según información de la madre.

“A Alvin Bonilla no le bastó con dispararle en el rostro, se bajó de la moto y a 10 centímetros de su cara le disparo nuevamente, cuando mi hija pedía clemencia levantando su mano izquierda”, declaró Rosa Orozco.

En su lucha por tres días luego de varias operaciones, los médicos le decían a la madre que debía mantener mucha fe. “Pero no fue así, la fe no fue suficiente” concluyó la madre.

Lilian Tintori, activista por los Derechos Humanos, publicó en su cuenta de twitter los videos de las declaraciones.