El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aseguró este lunes que su gobierno está comprometido en ayudar a restablecer el orden democrático en Venezuela, así como en acabar con lo que catalogó como usurpación del poder en el país.

«Ratificamos nuestro profundo compromiso para ayudar a restablecer la democracia y terminar con el usurpador que obliga a millones de venezolanos a abandonar su país», dijo el mandatario argentino.

Señaló que la crisis migrartoria que vive el país no puede ser una medida sostenible en el tiempo, por lo que aseguró que la solución para acabar con la migración pasa por la recuperación de la libertad, la democracia y el respeto por los derechos humanos en Venezuela

Por su parte, el mandatario colombiano, Iván Duque, agradeció a su homólogo argetino por su apoyo en la denuncia de los crímenes de lesa humanidad del «régimen de Nicolás Maduro» en contra de los venezolanos.