La insatisfacción en la democracia, los altos niveles de corrupción y la crisis económica hacen de Venezuela el peor país evaluado en América Latina por sus ciudadanos, según el informe anual de Latinobarómetro, el cual muestra las percepciones de los habitantes de 18 naciones de la región sobre esos 3 aspectos.

El estudio indica que 9 de cada 10 venezolanos afirman que en el último año ha aumentado la corrupción, lo que ubica al país en el primer puesto. Agrega que 65% de los consultados cree que el presidente y sus funcionarios están inmiscuidos en casos de corrupción, mientras que 64% considera que los parlamentarios de la Asamblea Nacional también han estado involucrados en hechos ilegales.

Los casos de corrupción que se han destapado en América Latina ha sido uno de los factores que ha incidido negativamente en la visión de los ciudadanos sobre sus funcionarios, señala Latinobarómetro. Venezuela no escapa de ello, en los últimos años ha mostrado la confianza más baja en el gobierno, en 2018 este indicador se ubica en 24%. Lo cual influye en el clima democrático del país.

“¿Diría que está muy satisfecho, más bien satisfecho, no muy satisfecho o nada satisfecho con el funcionamiento de la democracia en Venezuela?”. A la pregunta solo 12% respondió de manera positiva. El resto, 88%, está insatisfecho, lo que representa el peor índice desde 1995, según el registro de la ONG con sede en Chile.

Venezuela es el país de la región que presenta una caída constante en el nivel de satisfacción democrática. Este año la medición está 10 puntos porcentuales por debajo de 2017, reporta el estudio financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, el Instituto de Integración de América Latina y el Banco de Desarrollo de América Latina, entre otros.

El país alcanzó su máximo nivel de satisfacción en 2007 con 59%, en esa fecha se llevó a cabo el referéndum revocatorio para la reforma constitucional y ganó la opción “no”. Desde entonces, ese nivel se vino abajo, hasta ahora que comparte el primer lugar con Nicaragua, donde un tercio de la población asegura que no hay democracia.

A pesar de que 37% de los entrevistados afirman que no viven en democracia, 75% apoya ese sistema. Sin embargo, ese respaldo cayó 3 puntos porcentuales con respecto al año pasado.

El estudio añade que los venezolanos son los latinoamericanos menos satisfechos con la economía del país: 97% dice que no está a gusto, 3% responde que sí y para 1% la situación es buena.

Venezuela se encuentra entre los primeros países, por debajo de México y Paraguay, con la peor expectativa económica: 3 de cada 10 habitantes muestran desesperanza en que la situación mejore. “Estos tres países han tenido elecciones presidenciales en 2018 y esta expectativa es la que tienen de los nuevos gobiernos”, indica.

Las expectativas netas son positivas en toda la región a excepción de Venezuela, donde 14% de los consultados considera que el futuro económico es negativo. “Es la primera vez que registramos una expectativa económica futura negativa, indicando más bien el nivel de desesperanza del pueblo venezolano”.

De las 18 naciones consultadas, Venezuela es el país con menor confianza en la Fuerza Armada y el segundo que desconfía de la policía, está por debajo de Panamá que el índice es cero.

Se encuentra entre los 15 países de la región donde menos del tercio de la población confía en el Poder Judicial, solo 18% lo hacen. Ese índice se repite en el indicador de confianza en el Poder Electoral. También señala que es el país con mayor desconfianza en ONG y sindicatos con 23% y 14% respectivamente.

La institución que tiene mayor credibilidad y confianza es la Iglesia. 7 de cada 10 venezolanos afirman que creen en las autoridades eclesiásticas.


Visión negativa del gobierno

La percepción de los venezolanos sobre el país y la gestión del presidente Nicolás Maduro va en picada. A pesar de los bonos y los aumentos salariales, 66% de los habitantes califica de negativo el trabajo del gobierno. Solo 4,9% lo evalúa positivamente, indica el estudio más reciente de la Encuestadora Pronostico.

Las entrevistas efectuadas en octubre señalan que 3 de cada 4 habitantes califican de negativa la situación actual y 76% considera que las cosas van mal. La encuesta, realizada por teléfono, devela que 65% de la población considera que en 2018 se alimenta peor que en los últimos años. Es decir, 3 de cada 4 venezolanos han bajado la calidad de su alimentación.

En la consulta, 8 de cada 10 venezolanos opinan que los dirigentes oficialistas no están capacitados para resolver la situación del país. Ese mismo número de personas muestran confianza en la oposición.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo