En la sesión ordinaria de este martes los diputados a la Asamblea Nacional ratificaron la vigencia de la Constitución de 1999 y condenaron las sistemáticas vulneraciones que ha sufrido por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Durante un debate que comenzó alrededor de las 12:30 pm, y se extendió por casi 2 horas, los 94 parlamentarios presentes en la plenaria recordaron que la ciudadanía rechazó la reforma constitucional que pretendía llevar a cabo el fallecido presidente Hugo Chávez, por lo que reiteraron su compromiso con la defensa de la carta magna.

Los legisladores también condenaron la persecución en contra del cuerpo parlamentario por parte de la asamblea nacional constituyente y del Tribunal Supremo de Justicia, y la pretensión de la primera instancia de adelantar las elecciones parlamentarias previstas para 2020.

«La Constitución de 1999 es el eje fundamental de la lucha por la democracia. La única manera de lograr estabilidad es aferrarnos a ella. Este Parlamento quiere dar una señal de madurez política, aferrándonos al texto de nuestra carta magna, que es del pueblo», manifestó Juan Miguel Matheus, presidente de la Comisión para la Defensa de la Constitución.

Afirmó que el Legislativo tiene que estar prevenido ante «los nuevos zarpazos» que puedan venir en contra de la instancia y de manera adecuada  ir siguiendo lo establecido en el texto constitucional, dado que el gobernante chavista es un «tipo humano que odia la justicia, un antirrepublicano que odia nuestra Constitución».

«Defender la Constitución significa aferrarnos a las competencias de la AN y de la Presidencia Encargada de Juan Guaidó; es recordar constantemente su vigencia, que no se pierde por ningún acto de fuerza. Nunca puede ser considerada letra muerta ni una realidad en el olvido: es la inspiración de nuestros ideales republicanos», precisó.

El diputado Eustoquio Contreras, disidente del chavismo, afirmó que la violación a la institucionalidad en el país comenzó el 6 de diciembre 2015 cuando el Consejo Nacional Electoral «dio los resultados de las elecciones parlamentarias y habló sobre la correlación de fuerzas», y propició un escenario en el que existen poderes paralelos.

Resaltó que la «pretendida ANC fue confirmada por un poder no originario», por lo que «no puede aprobar créditos ni allanar inmunidades desde ningún tipo de vista».

Abogó, además, por una solución pacífica a la crisis política en el país, que pase a través del entendimiento entre ambos sectores: «Todo se puede superar si hubiese un acuerdo entre el gobierno y la oposición; los más interesados en un conflicto o una intervención se quedarían con las ganas si aquí hay un acuerdo».

Carlos Bastardo, de la Fracción 16 de Julio, insistió en que para defender la carta magna se deben aplicar los artículos «que nos ayuden a tener paz», como el 187 numeral 11, el 233, el 333 y el 350. Aseguró que la constante violación de la Constitución ha ocasionado la crisis económica y social, lo que tiene «implicaciones directas en el día a día de los venezolanos».

«Actúan a través de un TSJ ilegítimo, usurpador y espurio que fue desconocido por esta AN para ir rebanando poco a poco el Parlamento. Han sacado a los diputados uno por uno, por tener una posición diferente al usurpador», indicó.

Pese a lo denunciado durante la plenaria, los parlamentarios se comprometieron a continuar de pie, en la lucha por la restitución del orden democrático en el país.

«Queremos un país democrático, libre y de progreso, y eso solo es posible con la defensa de esta Constitución. Estamos comprometidos en ser ejemplo de país, en no doblegarnos y en asumir el costo que esto significa», sentenció el diputado Héctor Cordero.

Designan CEO de Citgo y Comisión para la Renegociación de la Deuda Pública

El presidente encargado, Juan Guaidó, designó al ingeniero químico Carlos Jordá como CEO de la estatal petrolera Citgo, quien se encargará de generar las auditorías correspondientes a la gestión chavista con el objetivo de «salvaguardar y proteger ese activo para ponerlo al servicio Venezuela».

También instaló la Comisión Presidencial Consultiva para la Renegociación de la Deuda Pública, que estará integrada por el presidente de la junta ad hoc del Banco Central de Venezuela, Ricardo Villasmil; el representante de Pdvsa, Alejandro Grisanti; el procurador especial de la República, José Ignacio Hernández, y el representante de la Presidencia ante el Banco Interamericano de Desarrollo, Ricardo Hausmann.

De esta instancia también formarán parte los diputados Omar Barboza, Andrés Eloy Camejo, Luis Silva y Carlos Paparoni, presidente de la Comisión de Finanzas.

“Esta comisión es para proteger a Venezuela del endeudamiento que hizo indiscriminadamente el régimen. Esta comisión va a estar rindiéndoles cuentas al país”, enfatizó.

El mandatario interino informó que en las próximas sesiones designará al alto comisionado en el Desarrollo Económico, Relaciones Exteriores, Ayuda Humanitaria, Salud y Educación, Organización y de Derechos Humanos. También nombrará a los representantes diplomáticos ante los gobiernos de Grecia e Israel.

Convocó una sesión extraordinaria para el próximo martes 20 de agosto, ante el receso legislativo que empezará a partir del 15 de este mes.

«Seguiremos ejerciendo nuestras funciones. Hay un receso por Constitución, pero nos mantendremos sesionando en la Comisión Delegada y de manera extraordinaria”, sentenció.