El presidente interino Juan Guaidó aseguró este martes durante la discusión del Proyecto de acuerdo para el desarme de los civiles, que Nicolás Maduro y sus allegados han organizado y financiado a los grupos armados que atacan a los ciudadanos cuando protestan para exigir sus derechos.

«Este acuerdo es producto de la escalada de violencia provocada por el régimen y financiada con dinero del Estado. Hablamos de los civiles armados por este régimen», dijo Guaidó en la sesión de la Asamblea Nacional.

Indicó que a Maduro y su equipo no les «basta con someternos a apagones o con haberse robado todo el dinero del pueblo de Venezuela», sino que llegaron a un nivel de «incapacidad» en el que no pueden aplicar un plan de racionamiento.

El mandatario interino aseguró que los elementos para poder controlar a la población que protesta por sus derechos son el miedo y las armas. Agregó que 7 millones de venezolanos se encuentran en peligro de muerte por la crisis humanitaria en el país.

«Ya basta; no se puede ser tan sádico para preservar algunos intereses mientras venezolanos mueren. Hay que incentivar a vivir con dignidad y pensar en el futuro de nuestros hijos», dijo Guaidó.